El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró que la campaña electoral de la actual mandataria Dilma Rousseff, así como la del ex ministro Alexandre Padilha para gobernador en el estado de Sao Paulo será "prioridad" en su vida.

"No sé cuántos votos te podré dar (Padilha), pero te quiero decir que tu campaña, junto con la de Dilma es prioridad en mi vida", dijo Lila en el primer mítin de campaña del Partido de los Trabajadores (PT) en Sao Paulo de cara a los comicios del próximo 5 de octubre.

En su discurso, Lula criticó la gestión del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) en el gobierno de Sao Paulo, del que dijo que "ni garantiza el agua para beber para el pueblo de Sao Paulo", en alusión a la sequía que ha causado problemas de abastecimiento en la ciudad en los últimos meses.

El ex presidente mostró todo su apoyo a Alexandre Padilha, ministro de Relaciones Institucionales entre 2009 y 2010 y de la Salud entre 2011 y comienzos de este año y que fue designado por el propio Lula para aspirar al gobierno de Sao Paulo, estado más rico y más poblado de Brasil, que está en manos del PSDB desde 1995.

En el mitin también estaba presente el alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, también del PT, que fue elegido en 2012 con el apoyo de Lula y contra todos los pronósticos, pues hasta el día de las elecciones aparecía como tercero en las encuestas.