San Pablo. El ex presidente brasileño Luiz Lula da Silva concluyó la primera fase de su tratamiento contra un cáncer en la laringe diagnosticado hace una semana y se prepara para regresar al trabajo en los próximos días, informó la prensa local.

En su departamento de Sao Bernardo do Campo, en el conurbano de San Pablo, Lula recibió este sábado por la noche al equipo médico que le retiró la bolsa de infusión anexada a un catéter que le inyectó la medicación por vía endovenosa, reportó la agencia de noticias ANSA.

Lula se sometió el lunes pasado a la primera de tres sesiones de aplicación de quimioterapia contra el cáncer en el Hospital Sirio Libanés, de San Pablo.

La ministra de Planificación, Miriam Belchior, lo visitó el viernes pasado y reveló que el ex mandatario quiere regresar al trabajo en el Instituto Ciudadanía, que dirige, esta semana.

El ex presidente, según su médico personal, Roberto Kalil, tiene grandes chances de cura y para ello deberá realizarse a fines de noviembre la segunda sesión de quimioterapia.

Según la prensa, un equipo de fonoaudiólogos comenzó a trabajar con Lula para cuidar sus cuerdas vocales.