Brasilia. Como el "Brasileño de la década", fue distinguido la noche de este miércoles el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, por la revista semanal Istoé.

La misma publicación premió a la presidenta electa, Dilma Rousseff, como la "Brasileña del año", según publica el diario El Sur.

Lula fue destacado por "entrar en la historia como el presidente más popular de Brasil", a la vez que ayudó a construir un mundo "más justo, más ético, más transparente y mejor para todos", según la revista.

En tanto, el mandatario destacó en su discurso de agradecimiento que "el desarrollo del país no fue atribución personal de nadie, ni fruto de medidas heroicas (...) Lo que hicimos en los últimos años fue más consistente que todo eso, construimos una política de desarrollo y un gobierno de puertas abiertas. (...) Brasil demostró que sabe, que puede y continuará creciendo en los próximos años".

"Este Brasil no fue construido por un presidente. Fue construido por un Presidente, por 27 gobernadores, por la prensa, por los empresarios", afirmó, y señaló que su premio pertenece a los "190 millones de brasileños que siguen creyendo en este país" agregó el mandatario.

Rousseff por su parte planteó que "estoy otra vez enfrentando el desafío que fue el desafío de mi elección. Sucedo a un gobierno que construyó un camino de desarrollo para Brasil (...) y consiguió que nuestro país tuviera consciencia de nuestra fuerza".