El ex presidente brasileño Luiz Lula da Silva iniciará este lunes la segunda etapa del tratamiento de quimioterapia que comenzó a fines del mes pasado para combatir el cáncer de laringe que le fue diagnosticado.

Será el segundo de tres ciclos de quimioterapia que deben aplicarse a intervalos de 21 días y al cabo de los cuales el ex mandatario iniciará un tratamiento de radioterapia, informaron medios locales citados por la agencia de noticias DPA.

Lula se someterá a esta nueva aplicación de quimioterapia en el hospital Sirio Libanés, de San Pablo, donde recibió la primera y donde fueron tratados contra el cáncer la actual presidenta, Dilma Rousseff, y el mandatario de Paraguay, Fernando Lugo.

Al ex presidente se le diagnosticó el cáncer el 29 de octubre, luego de que acusara dolores de garganta frecuentes y una persistente disfonía.

La semana pasada, para prevenir los efectos habituales de la quimioterapia, se rapó la cabeza y se quitó la barba que llevaba desde hacía más de tres décadas.