Sao Paulo. El Comité de Derechos Humanos de la ONU dijo estel viernes que pidió que el Gobierno brasileño permita al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que cumple condena en prisión, ejercer sus derechos políticos.

Lula es el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT) y lidera los sondeos antes de los comicios de octubre, pero se prevé ampliamente que una corte electoral le impida postular. El exmandatario fue encarcelado en abril por una condena por corrupción.

El Comité decidió que el Estado brasileño debe garantizar al ex presidente Lula da Silva el ejercicio de todos los derechos políticos aunque esté en la cárcel, incluyendo el acceso a los miembros de su partido y a la prensa, y que no le impidan competir en las elecciones de 2018 hasta que se analicen todos los recursos judiciales pendientes.

En su decisión, el comité alega haber concluido que "los hechos indican la posibilidad de daño irreparable a sus derechos", y por ello la exigencia de que se garantice a Lula el ejercicio de sus derechos políticos.

El comité alega haber concluido que "los hechos indican la posibilidad de daño irreparable a sus derechos", y por ello la exigencia de que se garantice a Lula el ejercicio de sus derechos políticos.

Lula está preso en Curitiba desde principios de abril cumpliendo una pena de 12 años y 1 mes por corrupción y lavado de dinero en el marco de la operación Lava Jato. El ex presidente niega haber cometido cualquier irregularidad.

La decisión del comité de la ONU, firmada por dos expertos de la comisión de derechos humanos de la organización, Sarah Cleveland y Olivier de Frouville, destaca que "ninguna decisión fue tomada por el comité sobre la sustancia del tema considerado". La decisión pide además que, para evitar daños mayores que no podrán ser reparados posteriormente, el gobierno brasileño tome las medidas necesarias.