Sao Paulo. El ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva hizo un llamado, en una carta difundida este miércoles, por la unión en torno al nombre del candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la presidencia, Fernando Haddad, contra la "amenaza fascista" representada, según él, por la candidatura de Jair Bolsonaro (PSL).

Lula, quien está preso desde hace seis meses, afirma en la carta que el país llega al final de las elecciones bajo el riesgo de un enorme retroceso, y dice que es el momento de "unir al pueblo, a los demócratas, a todos y todas en torno a la candidatura de Haddad y defender la democracia".

"En este momento en que una amenaza fascista pasa por Brasil, quiero llamar a todos y todas que defienden la democracia a unirse a nuestro pueblo más sufrido, a los trabajadores de la ciudad y del campo, a la sociedad civil organizada, para defender el estado democrático de derecho ", escribió el ex presidente.

"En este momento, por encima de todo está el futuro del país, de la democracia y de nuestro pueblo. Es hora de votar por Fernando Haddad, que representa la supervivencia del pacto democrático, sin miedo y sin vacilaciones", dijo.

"En este momento, por encima de todo está el futuro del país, de la democracia y de nuestro pueblo. Es hora de votar por Fernando Haddad, que representa la supervivencia del pacto democrático, sin miedo y sin vacilaciones", dijo Lula.

Según Lula, las divergencias políticas deben ser decididas por medio de debate, de los argumentos y del voto, pero el país no tiene el derecho de abandonar el pacto social de la Constitución de 1988, que marcó la vuelta de la democracia.

"No podemos dejar que la desesperación lleve a Brasil hacia una aventura fascista, como ya hemos visto en otros países a lo largo de la historia", afirmó.

Lula está preso desde el 7 de abril en Curitiba, después de haber sido condenado en segunda instancia por lavado de dinero y corrupción pasiva en el marco de la operación Lava Jato. El ex presidente niega haber cometido cualquier crimen.

En la carta, Lula se defiende una vez más de las acusaciones, defiende su legado y dice saber que su gobierno contraria intereses y por eso intentan "reescribir la historia" y destruir la imagen del PT, pero que la población todavía confía en el proyecto del partido.

Lula pretendía ser el candidato del PT en esas elecciones y aparecía en primer lugar en todas las encuestas de intención de voto, pero tuvo su registro negado por el Tribunal Superior Electoral (TSE) por haber sido condenado, y fue entonces sustituido por Haddad.

De acuerdo con la encuesta Ibope divulgada este martes, Haddad tiene el 43% de los votos válidos para la segunda vuelta de este domingo, mientras que Bolsonaro lidera las intenciones de voto con el 57%.