Brasilia. A pocos días de dejar el cargo, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, lamentó que su par estadounidense, Barack Obama, no variara su visión sobre América Latina ni reconocido la importancia de la democratización regional.

El mandatario evaluó que ''cambió poco o nada la visión de Estados Unidos sobre América Latina y eso me entristece mucho, porque estamos viviendo el proceso de democratización más importante del mundo''.

Añadió que ''me gustaría que la relación de Estados Unidos con América Latina fuera diferente de lo que es hoy'', informó El Universal.

A juicio de Lula, la Casa Blanca "no tiene una visión más optimista para América Latina porque siempre prevaleció una visión de imperio''.

Para el mandatario brasileño “es necesario que Estados Unidos entienda la importancia de América Latina por la proximidad (de Estados Unidos), por los 35 millones de latinoamericanos que viven allá''.

Concluyó diciendo que “es importante que (Obama) visite Brasil y otros países latinoamericanos para que vea lo que está ocurriendo aquí''.