Río de Janeiro. El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), actualmente preso por corrupción pasiva y lavado de dinero, lidera la intención de voto de cara a las elecciones generales de octubre, según un sondeo divulgado este domingo que le da a Lula el 30% de los sufragios.

La encuesta, realizada por el Instituto Datafolha y publicada este domingo por el diario "Folha de Sao Paulo", le da una cómoda ventaja de 13 puntos a Lula, quien este viernes fue presentado oficialmente como precandidato a las elecciones por el Partido de los Trabajadores (PT).

Su principal rival sería el ultraderechista Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), con el 17% de los votos.

La ex ministra y ecologista Marina Silva, del partido Rede, quedaría en tercer lugar, con el 10% de los sufragios, mientras que el actual gobernador de Sao Paulo, Gealdo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), obtendría el 6% de los votos.

El candidato oficialista Henrique Meirelles, del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), ex ministro de Hacienda del actual gobierno, obtendría menos del 1% de los votos.

El escenario cambia considerablamente si Lula finalmente no puede presentarse a las elecciones y el PT lanza al ex ministro y ex alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad.

Si Lula no puede presentarse y Marina Silva y Bolsonaro llegan en segunda vuelta, la victoria sería para la ex ministra con el 42% de los votos, por el 32% de Bolsonaro. El 24% votarían en blanco o nulo y el 2% no supo responder.

Según Datafolha, si se llega a esta situación, Bolsonaro ganaría las elecciones con el 19% de los votos, seguido por Marina Silva, con el 15%, y del candidato laborista Ciro Gomes (10%). Haddad apenas obtendría el 1% de los votos.

Si el PT decide presentar al ex ministro y ex gobernador de Bahía, Jaques Wagner en lugar de Lula, se repetiría el mismo escenario prácticamente: Bolsonaro tendría el 19% de los votos, Marina Silva el 14%, Ciro Gomes el 10% y Wagner un 1%.

En un hipotético segundo turno, Lula también ganaría si su rival es Bolsonaro: el ex presidente lograría el 49% de los votos, por el 32% del líder ultraderechista. El 17% dijeron que votarían en blanco o nulo y el 1% no supo responder.  

Si Lula no puede presentarse y Marina Silva y Bolsonaro llegan en segunda vuelta, la victoria sería para la ex ministra con el 42% de los votos, por el 32% de Bolsonaro. El 24% votarían en blanco o nulo y el 2% no supo responder.

Según el sondeo, el 30% de los entrevistados dijeron que votarán al candidato indicado por Lula si éste último finalmente no puede presentarse, el 17% "quizás" votaría por el candidato indicado por Lula, un 51% rechazaría el candidato que eligiera el ex presidente, y el 92% afirmaron que rechazarán el candidato elegido por el actual mandatario, Michel Temer.

Lula se encuentra preso desde el pasado 7 de abril para cumplir la condena de 12 años y un mes de prisión que recibió en segunda instancia por corrupción pasiva y lavado de dinero en el marco del caso Petrobras.

Aunque el PT lanzó su precandidatura oficialmente este viernes, la ley brasileña impide que cualquier persona condenada en segunda instancia aspire a un cargo público.

Lula presentó dos recursos ante el Supremo Tribunal de Justicia y la Corte Suprema para revisar su condena y poder así postularse a las elecciones. La decisión de ambos tribunales se prevé que salga en las próximas semanas.

El sondeo se realizó los días 6 y 7 de junio a 2.824 personas de 174 municipios de todo Brasil, y tiene un margen de error de dos puntos.