Madrid. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó que “no podemos admitir que haya un grupo de países armados hasta los dientes y otros desarmados”, y expresó que se requiere hablar en serio sobre el tema del desarme mundial.

Frente al acuerdo nuclear firmado por Rusia y Estados Unidos, señaló que él se pregunta de qué desactivación se está hablando pues hablar de desactivar lo que ya está caducado no tiene sentido. “Yo tengo también en mi casa un cajón de medicinas del que voy sacando las que caducan”, dijo a El País.

Respecto a la cumbre internacional sobre seguridad nuclear que comienza este lunes en Washington, sostuvo que "Pakistán tiene la bomba atómica, Israel también. Es comprensible que quien se siente presionado por esa situación pueda pensar en crear la suya (…) No tenemos derecho a poner a nadie contra la pared, a practicar la táctica del todo o nada”.

Particularmente sobre el caso de Irán, enfatizó que “es preciso que los iraníes sepan que pueden enriquecer uranio para fines pacíficos y que los demás tengamos la tranquilidad de que es sólo para dichos usos pacíficos”, indicó Milenio.

Indicó que el diálogo no se puede parte del prejuicio de que el presidente Mahmud Ahmadineyad es un terrorista a quien se debe aislar. “Tenemos que negociar. Quiero conversar con él de estos temas hasta el último minuto y el único límite a la posición de Brasil es el respeto a las resoluciones de Naciones Unidas, que mi país cumplirá”, señaló.