Sao Paulo. El mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que cree que el nuevo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, podrá restablecer las relaciones diplomáticas y comerciales con Venezuela.

Santos asumió el sábado la presidencia de Colombia en Bogotá en medio de una profunda crisis diplomática con Caracas, acusada por su predecesor, Álvaro Uribe, de dar apoyo a guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Soy un optimista inveterado en relación a la posibilidad de la construcción de paz, sobre todo entre Venezuela y Colombia", declaró Lula a la prensa tras un encuentro con el presidente de El Salvador, Mauricio Funes.

El mandatario brasileño asistió a la asunción de Santos en la capital colombiana el sábado, mientras que Venezuela fue representada por su ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tiene programado reunirse este martes con Santos en el balneario colombiano de Santa Marta para discutir la relación entre ambos países.

"Yo pienso que él (Santos) tiene la posibilidad de resolver el problema", declaró Lula.

Chávez rompió relaciones diplomáticas con Colombia el mes pasado, luego de las acusaciones de Uribe de que Caracas alberga a guerrilleros.

Cuando le preguntaron si Brasil podría ayudar al gobierno colombiano a combatir a las FARC, Lula dijo que ese es un problema que sólo concierne a Colombia.

"Nosotros sólo nos vamos a mover si Colombia pide alguna cosa", dijo.

"Es un problema interno de Colombia que tiene que ser resuelto por Colombia", agregó.

En una llamada telefónica el lunes por la noche, Santos agradeció la presencia de Lula en su asunción y la disposición del brasileño para ayudar en la normalización de las relaciones entre Colombia y Venezuela.

Lula, en tanto, pidió a Santos que le enviara sus deseos de pronta recuperación al vicepresidente colombiano Angelino Garzón, quien fue sometido a una cirugía de emergencia el lunes tras sufrir un infarto de miocardio apenas dos días después de haber asumido el cargo.

En la conversación, que duró 15 minutos, los líderes hablaron también sobre la visita que hará Santos a Brasil el 1 de septiembre.