Río de Janeiro. El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) aseguró este miércoles que ahora mismo es "más fácil" derribar el proceso de destitución al que se enfrenta la presidenta suspendida Dilma Rousseff en el Senado, y aseguró que la decisión depende de seis senadores.

"A día de hoy, derrotar el impeachment es más fácil que antes", dijo Lula en una entrevista radiofónica. "Antes, la Cámara Alta era incontrolable. Ahora, Dilma (Rousseff) depende de seis votos, son seis senadores que pueden cambiar el destino del país, devolviéndole el mandato popular que el pueblo le dio, y por tanto, solamente el pueblo puede quitarle", aseguró Lula.

Rousseff fue suspendida del cargo el pasado 12 de mayo por el Senado, acusada de irregularidades fiscales en los balances de 2014 y 2015. La mandataria se enfrenta ahora a una votación en la Cámara Alta para saber si pierde el mandato o vuelve al cargo. Para perderlo, al menos dos terceras partes de los 81 senadores deberán votar a favor de ello.

El ex mandatario criticó que el Congreso Nacional "asaltó" el poder de la presidenta suspendida y lanzó duras críticas al presidente interino Michel Temer, al que acusó de "querer privatizar" el país.

Lula dejó abierta la posibilidad de ser candidato en las elecciones presidenciales de 2018. "Quería volver a mi vida tranquila con mi mujer, pero quien entra en política es un desgraciado. Y como dicen: política es como una buena bebida, a la que bebes una vez no quieres parar más. No tenía interés en ser candidato, pero veremos", sostuvo.