Sao Paulo. El mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo este lunes que está convencido de la victoria de la candidata presidencial del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, en las elecciones generales de octubre, y llegó a compararla con Nelson Mandela.

En declaraciones en un programa de televisión local, Lula confirmó que hará campaña para Rousseff y recordó que su ex jefa de Gabinete fue apresada y torturada durante la dictadura militar que transcurrió entre 1964 y 1985, pero que no siente resentimiento, en una especie de paralelismo con el africano Mandela, quien fue elegido presidente de su país tras 27 años en prisión por luchar contra el apartheid.

"Dilma no es mi candidata. Es candidata del PT. Mientras yo esté trabajando, de 08.00 a 22.00 horas. Después de ese horario, voy a la tribuna", dijo Lula el domingo en la noche, manifestando una vez más su respaldo a Rousseff.

Además, volvió a defender la libertad de Irán de enriquecer uranio para fines pacíficos y dijo que las grandes potencias deberían tener más respeto hacia ese país.

"Es un error colocar a Irán contra la pared. Irán no es Irak. Eso es un gran error", declaró.

Respecto a su futuro político luego de dejar la presidencia a fin de año, el mandatario afirmó que va a "continuar siendo un militante político" y negó que quiera ocupar un cargo en Naciones Unidas (ONU).

"El cargo de la ONU debe ser ocupado por un burócrata. Debe ser una persona neutra. No tengo ese perfil", aseguró.

Lula comentó también sobre el respeto adquirido por Brasil en el exterior, pero negó que esa conquista sea mérito exclusivo de su Gobierno.

Según el presidente, había una predisposición internacional y una nueva postura del propio Brasil.

"Brasil seguirá siendo respetado allá afuera, independientemente del próximo presidente que venga", sostuvo.