Buenos Aires. El jefe del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, responsabilizó a la administración de Cristina Fernández de que aún no haya solución en la toma de predios y cortes de tránsito que se registran en la capital argentina.

Macri en Radio 10 afirmó que "acá hay un abandono del rol de defensa del derecho de los demás que tiene que ejercer el Estado, y en la ciudad de Buenos Aires eso depende de la Policía Federal, que está bajo el ala del gobierno nacional”.

Añadió que “acá hay un complot para terminar de enloquecernos a todos. Se está permitiendo que se viole la ley, y la policía Federal cuida a esos que infringen la ley".

Respecto a la forma en que su gestión ha enfrentado el problema, explicó que la policía Metropolitana no tiene la capacidad de actuar y que no ha tenido el apoyo de la policía Federal, informó Infobae.

“Acá no hay ningún conflicto, hay un grupo de violentos y delincuentes que tomaron un predio privado y no quieren salir, y el gobierno nacional no quiere cumplir con la orden de un juez que dijo que hay que desalojarlos", agregó.

Macri enfatizó que “lo que estamos tratando es de defender el derecho de los vecinos de la ciudad de Buenos Aires, que están a la buena de Dios por la falta de acción del gobierno nacional. Hace años que venimos bancando una paciencia eterna estos cortes, y siguen sin hacer nada. Así no se puede vivir, estamos todos locos. Es una locura".