Buenos Aires. Al comenzar la interpelación al jefe de gobierno de Buenos Aires en la Legislatura de la capital argentina, Mauricio Macri dijo ser víctima de una persecución política y apuntó a Néstor Kirchner por su procesamiento en la causa por las escuchas ilegales,

El alcalde aludió Norberto Oyarbide, que tiene a su cargo la investigación por el caso, señalando que “soy víctima de una agresión política que ha sido conducida por Néstor Kirchner, utilizando a agentes de la SIDE y a un juez que, en forma parcial, se propuso sistemáticamente crear hechos que llevasen a procesarme”.

En esta misma línea indicó que “estoy hablando de Oyarbide, el mismo que en tiempo récord liberó a los Kirchner de la acusación por enriquecimiento ilícito, el mismo que congeló la causa Skanska", señaló La Nación.

Sobre la investigación en particular, enfatizó que “no existe ninguna asociación de espionaje ilegal".

Refiriéndose a Ciro James, quien está preso en el expediente en el que se investiga a Macri, el político señaló que “lo que hizo James, lo hizo con la organización de la SIDE, con jueces nacionales. Entró una y otra vez a la SIDE como miembro de la Policía Federal, no con guardapolvo de empleado del ministerio de Educación, algo que Oyarbide no quiso investigar ni un minuto".

De hecho, señaló que él mimo fue víctima del espionaje. Denunció que “soy uno de los que sufre el acoso sistemático de las escuchas ilegales".