Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó la noche de este domingo al gobierno de Estados Unidos de promover y legitimar los intentos de golpe de Estado a la Revolución Bolivariana que han desatado grupos violentos de la oposición en los últimos días con un saldo de 3 muertos y más de 70 heridos.

En cadena nacional de radio y televisión, el jefe de Estado compartió una conversación que sostuvo con el embajador bolivariano ante la Organización de Estados Americanos (OEA) con sede en Washington, Roy Chaderton, quien fue requerido por un funcionario del Departamento de Estado norteamericano para exigir al gobierno venezolano un conjunto de acciones.

Dentro de éstas resaltan la petición de poner en libertad a todos los detenidos implicados en los hechos violentos recientes y desistir del esfuerzo por apresar al máximo responsable intelectual de los sucesos, Leopoldo López, informó Maduro.

El primer mandatario venezolano consideró como una ofensa grave estas peticiones y manifestó que "son exigencias inaceptables e insolentes y nosotros estamos dispuestos a defendernos de la prepotencia imperial cueste lo que nos cueste".

Asimismo afirmó que "como estamos decididos a que se nos respete porque nuestro país no se mete en los asuntos internos de ningún otro país y menos en los de Estados Unidos, le he dado la orden al canciller de la República, Elías Jaua de declarar persona non grata a 3 funcionarios consulares norteamericanos. Que se vayan a conspirar a Washington, que dejen quieta a Venezuela".

El jefe de Estado anunció además que este lunes convocará a algunos mandatarios del continente y al secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Alí Rodríguez Araque, para fijar posición a nivel regional en rechazo a estas nuevas amenazas del gobierno norteamericano.

"No acepto amenazas de nadie en este mundo, no habrá fuerza que nos detenga a los bolivarianos venezolanos en la tarea de hacer justicia y detener el fascismo en Venezuela. Estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias por defender nuestra independencia y nuestra democracia, que les quede claro", sentenció Maduro.

Más adelante el presidente aseveró que sólo recibe órdenes del pueblo venezolano a quien además le debe toda la lealtad, al tiempo que sostuvo que los países de América Latina y el Caribe han conquistado sus derechos, independencia y soberanía, valores irrenunciables que la Revolución Bolivariana está dispuesta a defender.

En otro momento de su alocución al país, Maduro aseguró que el Gobierno nacional tendrá cero tolerancia al fascismo que ha pretendido imponerse los últimos días con sucesivas acciones de bandas violentas dirigidas por los sectores más radicales de la derecha nacional con el objetivo de provocar una crisis política en Venezuela.

De igual manera el presidente bolivariano denunció que la ultraderecha está buscando a Leopoldo López para provocar una tragedia, asesinarlo e incriminar al gobierno revolucionario.

"Nosotros haremos todo lo posible porque esto no suceda y le recomiendo al señor López que se entregue para resguardar su vida y para que asuma su responsabilidad ante la justicia por las vías legales", advirtió Maduro.