Caracas, Xinhua. El presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró al filo de la madrugada de este lunes que su gobierno será de paz y llamó a la unión de los venezolanos.

El nuevo mandatario completará el período gubernamental del fallecido presidente Hugo Chávez, quien gobernó en Venezuela durante 14 años, y al conocerse los resultados se dirigió al país desde el Palacio de Miraflores, donde cientos de seguidores se trasladaron para respaldar su triunfo electoral.

Maduro resultó electo presidente de Venezuela al obtener 7.505.338 votos que representan el 50,66% de la votación del domingo 14 de abril, frente a 7.270.403 del opositor Henrique Capriles que consiguió un 49,07%.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, dijo que los resultados fueron anunciados al país tras escrutar el 99,12% de los votos de una elección que reportó una participación estimada de un 78,71 por ciento.

Ante cientos de seguidores aglomerados frente al llamado Balcón del Pueblo, que era muy utilizado por el fallecido presidente Hugo Chávez, el nuevo mandatario dijo que conversó telefónicamente con su principal adversario, Henrique Capriles.

Confesó que ambos conversaron durante unos 15 minutos en los que reconocieron sus diferencias políticas.

Maduro dijo haber aceptado que el CNE realice una auditoría del 100 por ciento de las mesas de votación para despejar toda duda sobre su triunfo electoral.

Durante su discurso, el nuevo mandatario llamó al pueblo venezolano a mantener la paz, y dijo que a su gobierno le toca ahora continuar con la construcción del Plan de la Patria, programa de gobierno dejado por el fallecido presidente Hugo Chávez.

"Estamos aquí victoriosos. Vamos a gobernar este país. Hemos ganado 17 de las 18 elecciones nacionales que en 14 años se han realizado en el país".

Insistió que su triunfo electoral representa una victoria para la democracia venezolana y adelantó que su gobierno trabajará para resolver el problema de la inseguridad y mejorar el servicio eléctrico.

"Aquí no habrá pacto de élite", reiteró Maduro, quien se pronunció por el diálogo bolivariano, social y político con todo el pueblo venezolano, y dijo que emprenderá una reforma profunda "rumbo al socialismo democrático, cristiano y bolivariano".