Caracas. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este sábado en el oriental estado Anzoátegui durante una actividad de gobierno que volverá a abrir la frontera con Colombia cuando se "restablezca la normalidad, la paz y la legalidad" en esos territorios.

El jefe de estado advirtió que el cierre de la frontera decretado este viernes, fue un acto de responsabilidad y una medida para proteger al pueblo de este país sudamericano.

Lo anterior, opinó el mandatario, es porque desde la nación neogranadina sectores de ultraderecha emprenden acciones contra la economía de Caracas en pos de generar desestabilización y provocar su derrocamiento.

En este sentido, Maduro denunció recientes maniobras ejecutadas por contrabandistas y paramilitares que operan en la frontera del occidental estado Táchira con Colombia.

Dentro de ellas recordó el ataque perpetrado por bandas criminales colombianas contra efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que custodiaban la zona.

De igual forma, Maduro confirmó que la canciller Delcy Rodríguez se reunirá el próximo miércoles 26 de agosto con su homóloga colombiana, María Ángela Holguín, para discutir y articular mecanismos de seguridad y paz en la frontera.

Maduro ordenó establecer el Estado de Excepción por 60 días continuos en los municipios Bolívar, Ureña, Junín, Capacho- Libertad y Capacho- Independencia pertenecientes al estado Táchira.

No obstante la aplicación de la medida, este sábado fue activado un corredor humanitario en la zona destinado al paso de las personas con casos especiales de salud, informó el gobernador de Táchira y jefe de la Zona Especial Fronteriza, José Vielma Mora.