Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este viernes la designación de un equipo especial de su gobierno, para la revisión de las firmas que recoge actualmente la oposición local con el fin de activar la solicitud de un referendo revocatorio a su mandato.

"He designado a un equipo especial para revisar una por una toda la lista de todas las firmas que sean entregadas por esta derecha, para que cumplan todos los márgenes legales", expresó el dignatario.

El jefe de Estado asignó al dirigente socialista y alcalde de Caracas (capital), Jorge Rodríguez, la responsabilidad de dirigir el equipo que además estará integrado por miembros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y la alianza oficialista del Gran Polo Patriótico.

"Vamos a revisar todas las firmas y olvídense de la lista de Tascón", dijo Maduro a propósito del listado de firmas recolectadas en el año 2003 con el propósito de revocar el mandato del fallecido presidente Hugo Chávez, y que fue publicada por el entonces diputado Luis Tascón, vía internet.

La publicación de la referida lista fue criticada duramente por la oposición venezolana, que aseguró que la misma sirvió para que el sector oficialista negara puestos de trabajo y beneficios a los opositores del gobierno de Chávez.

"Ya me están acusando de que habrá una nueva lista Tascón, hay toda una campaña, respeten a Luis Tascón, oremos por su alma con respeto, con cariño por quienes los conocimos, déjenlo tranquilo", precisó el mandatario sudamericano.

De igual manera, el presidente Maduro cuestionó un eventual envalentonamiento de las fuerzas opositoras, tras la recaudación de al menos 197.978 rúbricas que constituyen el 1 por ciento del electorado, para hacer posible la solicitud de apertura del proceso para un referendo revocatorio.

"Estos son derechos democráticos, pero no vamos a pretender utilizar estos derechos para generar violencia, como lo generaron hace una semana en el Consejo Nacional Electoral", dijo el mandatario.

Tras recoger las firmas del 1 por ciento del electorado, la oposición debe esperar por un proceso de validación que efectuará el Consejo Nacional Electoral (CNE).

De constatarse la validez de las rúbricas, los promotores del revocatorio deben pasar a recoger las manifestaciones de voluntad de al menos un 20 por ciento del electorado para finalmente activar el referendo.

La fracción opositora de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció la víspera que prevén entregar las firmas al CNE para su validación el próximo 2 de mayo.