El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este viernes que "llueva, truene o relampaguee" se celebrarán las elecciones presidenciales previstas en esta nación suramericana para diciembre del año 2018.

Desde la sede de la cancillería en Caracas, donde se reunió con intelectuales de izquierda internacional para exponer su propuesta de Constituyente, el jefe de Estado venezolano auguró un eventual triunfo de "la revolución" en esos comicios.

Afirmó que en "Venezuela se está jugando el destino de la dignidad, de la paz y de la unión de América Latina y el Caribe, y de la esperanza popular de un mundo mejor en este planeta tierra".

Además, Venezuela tiene previsto celebrar este año las elecciones regionales, que debieron efectuarse en diciembre pasado, y los comicios de alcaldes.

En ese sentido, la oposición local, aglutinada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha asegurado que el mandatario utiliza el proceso Constituyente como una "estrategia" para posponer las dos consultas populares de este 2017.

Sin embargo, el jefe de la Comisión Presidencial de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Elías Jaua, aclaró que la convocatoria realizada por Maduro el pasado 1 de mayo no es un obstáculo para ambos comicios.

Las protestas en contra de Maduro, que iniciaron en abril pasado por dos sentencias revertidas posteriormente por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), se oxigenaron a inicios de este mes cuando el mandatario llamó a la ANC.

Según la opositora MUD, la iniciativa de la administración venezolana es una "estrategia" que busca, además, crear una Constitución favorable a sus intereses.