Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, exhortó la noche de este martes a toda la nación a tener confianza en las nuevas posibilidades que se abren para el país suramericano con la puesta en práctica del nuevo modelo económico encaminado a proteger al pueblo de la especulación y la usura.

Durante una transmisión en cadena nacional de radio y televisión en el marco de un consejo de gobernadores y alcaldes bolivarianos realizado en Caracas, el jefe de estado manifestó que todos los ajustes realizados en los últimos meses tienen el firme propósito de construir una economía con visión humanista, y para ello llamó a los ciudadanos a confiar y cooperar en la aplicación de la Ley Orgánica de Precios Justos, un eslabón más en este empeño.

Maduro anunció también que en los próximos días se establecerá un nuevo sistema de asignación de divisas para diversificar la oferta que estará destinado al sector privado.

"Vamos a abrir un nuevo sistema cambiario, Sicad II (Sistema Complementario de Administración de Divisas), con la reforma de la Ley de Ilícitos Cambiarios que ya casi está lista, para que haya ofertas, más allá del Estado, de divisas. Esto daría paso a un mercado permuta de divisas, en el cual podrían ofertar empresas y entes públicos", planteó el mandatario.

Asimismo el presidente informó que el Gobierno desarrolla diariamente más de 200 inspecciones y fiscalizaciones a empresas y comercios para evaluar el cumplimiento de las leyes y garantizar el abastecimiento de alimentos y productos a la población venezolana.

Al tiempo que reiteró la disposición del Estado bolivariano de apoyar a todos aquellos empresarios que necesiten ayuda siempre que sea para producir en beneficio de la nación.

"Tenemos los bolívares suficientes para las inversiones productivas. Cuenten (con nosotros) todos los empresarios y trabajadores honestos de este país. Lo que queremos es acabar con el acaparamiento, la especulación, el robo y el contrabando contra el pueblo venezolano. Que se queden solas las cúpulas de Fedecámaras, Consecomercio y Venancham", reiteró Maduro.

En este sentido, invitó a todos los actores de la economía venezolana a cumplir y hacer cumplir lo dispuesto en los nuevos instrumentos legales dirigidos a lograr el equilibrio de la economía, la estabilidad en el abastecimiento y contrarrestar el contrabando, el cual es parte de las acciones desestabilizadoras de los sectores más radicales de la oposición.

Al respecto el presidente Maduro señaló que la derecha venezolana desarrolla hoy día "un juego macabro, a través del cual un sector ejerce el rol de propiciar la violencia, mientras otro pretende mostrarse como estadista".

El mandatario instó al pueblo venezolano a no caer en perturbaciones de la derecha y a continuar con la construcción de la patria, pues, indicó, "la dirección colectiva de la revolución es la mayor garantía de la paz del país, de la tranquilidad y de la prosperidad".

Sobre este mismo tema recordó que el próximo 14 de febrero el Gobierno bolivariano lanzará el Plan Nacional de Pacificación donde se contemplan estrategias relacionadas con el despliegue policial y militar en todo el territorio nacional, las acciones de las comunidades y la conquista de espacios públicos.

"Hago un llamado a toda Venezuela a mantener la línea de construcción de la paz social. Que nosotros, con la ley en la mano, vamos a castigar a todos aquellos que ataquen al pueblo, a las instituciones y a la sociedad", sostuvo el presidente Maduro.