Ante la falta de maestros para cubrir las vacantes en Primaria, las autoridades apelarán a las listas de suplentes y, en caso de no ser suficiente, se ofrecerán cargos a maestros jubilados o de otros departamentos. Estas medidas, que se llevan a cabo desde hace varios años, no son vistas con buenos ojos por la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), ya que el gremio entiende que no atacan el problema de raíz.

"Habría que estar pensando en soluciones de fondo", dijo a El Observador la secretaria general de la FUM, Elbia Pereira. Para la representante sindical, esas medidas son paliativas, pero no suficientes, y señaló que una de las soluciones está en prestar atención a por qué quienes egresan de Secundaria no están tomando como opción estudiar magisterio. "Uno de los motivos es el salario", adelantó Pereira.

Un maestro recién egresado cobra $17.000 nominales (cerca de US$670) por cuatro horas, y le lleva cuatro años pasar al siguiente escalafón, siempre y cuando haya logrado convertirse en maestro efectivo de un centro educativo.

Cuando los docentes jubilados se reintegran en el sistema educativo pasan a cobrar como maestros suplentes, aunque se les mantiene la jubilación. En los casos de los maestros que tienen que trasladarse de departamento, Primaria les ofrece a cambio un pasaje de ida y vuelta para que puedan visitar su familia cada quince días. La secretaria general de la FUM considera que, si bien esta es una opción personal de cada maestro, el incentivo no es suficiente.

Si bien todavía se desconoce cuántos suplentes serán necesarios para ocupar las vacantes este año, la dirigente de la FUM hizo referencia a que la utilización de suplencias no colabora con la estabilidad de los centros educativos, puesto que estos docentes no pueden implementar proyectos a largo plazo.

"Este es un año fundamental, porque es un año de presupuesto, en el que se va a ser mayor hincapié en la educación. El salario y las condiciones de trabajar son temas que lo vamos a poner sobre la mesa una vez más y tantas como sea necesario", dijo Pereira a El Observador.

El presidente electo Tabaré Vázquez prometió brindar en el próximo período de gobierno 6% del PBI para la educación. "Queremos negociar y saber qué va a abarcar ese 6%", dijo Pereira, en referencia a cuánto de eso será destinado a los sueldos de los maestros.

La consejera de Primaria, Irupé Buzzetti, manifestó ayer a El Observador que en la próxima semana se conocerá la cantidad de vacantes en Primaria y a partir de entonces se empezarán a tomar las medidas que sean necesarias para cubrirlas.