El poderoso empresario Andrónico Luksic publicó un video en Youtube, con ayuda de su hijo, donde expresa en poco menos de 7 minutos su versión y explicaciones sobre los dichos del diputado independiente Gaspar Rivas que entre otras aseveraciones, sacaba la madre al controlador Quiñenco, empresa matriz del Grupo Luksic.

El mensaje alojado en el canal ALCVIDEO TESTIMONIO de Youtube, y que aparentemente fue creado sólo para estos efectos, tiene desactivada la opción de comentarios. En él, Andrónico Luksic dice reaccionar porque "No sé a quién le puede no importar que lo traten de hijo de puta" y que si uno o más parlamentarios piensan que él es un delincuente, "lo lógico es que entreguen los antecedentes a tribunales".Estoy analizando si me querello o no me querello

En directa alusión a su respuesta legal a los dichos del diputado Rivas, Luksic consideró su posición como un dilema: "Si me querello, y me va bien, va a ser un poderosos contra un pobre diputado. Si me querello y me va mal, bien hecho que el poderoso cague. Lo que no voy a hacer es caer en descalificaciones y caer en groserías y sacarle la madre a nadie", dijo asegurando que sigue pensando en cómo actuará en caso de querellarse.

En su posición de propietario del 40% de Alto Maipo, también aclaró que no tiene relación alguna con la inundación de Providencia ocurrida hace una semana ya que los capitales de la empresa son norteamericanos y toda la legislación y permisos referidos han sido tratados por AES Gener. "Soy un ser humano igual que todos ustedes, pero soy un poderoso, que tengo influencias en muchas cosas, pero no tengo influencias para hacer llover en Santiago", dijo sorprendido ante quienes lo acusan de ser el causante del anegamiento.

Caso Caval y reunión con Compagnon.  Luksic compareció en mayo del año pasado en calidad de testigo ante un fiscal para entregar antecedentes sobre el préstamo que otorgó su banco a la esposa de Sebastián Dávalos Bachelet.

El hijo de Bachelet tuvo que renunciar en febrero del 2015 a su cargo de director cultural del Gobierno luego de que medios revelaron que participó en la reunión con Luksic, tras lo cual fue aprobado un préstamo de unos US$10 millones a la sociedad Caval para la compra de terrenos al sur de Santiago.

Caval, cuyo 50% era propiedad de Compagnon, adquirió los terrenos apostando a un próximo cambio en los permisos para el uso de los suelos, lo que aumentaría sustancialmente su valor.

El negocio levantó una polvareda a nivel local y generó críticas tanto de la oposición y el oficialismo que se tradujo en un desplome del apoyo a Bachelet y un aumento de la desconfianza de los ciudadanos hacia las instituciones y el empresariado.

También intervino sobre el aura que ha rodeado todos estos meses su reunión con Natalia Compagnon que originó la principal polémica del caso Caval. "El error mío fue el haberlos recibido (...) hoy no lo haría de ninguna manera. Hemos pagado un costo súper grande", asegura sobre el tiempo que tardó en salir a explicar dichas situaciones.

Polémicos dichos. El pasado jueves 21 de abril, el ex RN dijo en una exposición de la Cámara de diputados que en Chile está "el máximo delincuente que tenemos en los últimos días, el señor Andrónico Luksic. Tan poderoso, tan rico y tantas influencias que se da el lujo de inundar Santiago. Espero también verlo preso ese tipo porque es un delincuente. Lo dije en las redes sociales y lo digo aquí, y que se querelle cuando quiera, es un hijo de puta", dijo entre otras apreciaciones personales que le valieron una solicitud de mesura en el hemiciclo.

* Con información de Reuters y lanacion.cl