Lima.- El presidente de Perú planteó este jueves la vuelta después de casi tres décadas a un Congreso bicameral, conformado por un cuerpo de 30 senadores y otro de 100 diputados, a través de un referéndum propuesto para este año en el marco de una reforma que también prohibiría la reelección de los legisladores.

La iniciativa, según un documento visto por Reuters sobre la reforma política, fue presentada por el propio Martín Vizcarra en una inusual visita al Congreso de 130 escaños.

La propuesta es un desafío al actual Palacio Legislativo dominado por la oposición. Algunos parlamentarios sostienen que realizar la reforma política planteada por Vizcarra tomaría al menos un año, porque se requiere cambiar la Constitución.

Una consulta popular reduciría el tiempo que demoraría la aprobación para cambiar la Constitución en el Congreso, que normalmente se realiza en dos legislaturas consecutivas. Según la Carta Magna, una reforma política bastaría con el visto bueno de una legislatura y un referéndum.

Vizcarra busca que la consulta se realice el 7 de octubre junto a las próximas elecciones regionales y municipales, o en diciembre, cuando se realizaría un balotaje de esos comicios.

El último Congreso bicameral fue disuelto por el expresidente Alberto Fujimori en 1992, cuando asumió amplios poderes en medio de una crisis económica y un conflicto interno.

"La cámara de senadores será una cámara de corte reflexivo, con representación regional equitativa asegurando la participación política de las mujeres. Además, no podrá ser disuelta", dijo un documento resumen del Gobierno sobre el plan de reforma política de Vizcarra.