Río de Janeiro. Al menos 45 personas fueron detenidas a lo largo de este martes en Brasil por participar en las protestas contra el Mundial de fútbol, informaron fuentes oficiales.

La manifestación con más incidentes fue en Fortaleza (noreste), coincidiendo con la disputa en la ciudad del partido entre Brasil y México, cuando 30 personas fueron detenidas tras participar en una protesta en las inmediaciones del estadio, informó la Secretaría de Seguridad y Defensa Social del estado de Ceará.

La policía se enfrentó a los manifestantes, lanzando bombas de gas lacrimógeno, después de que varios de los manifestantes lanzaran piedras contra un autobús de apoyo a la FIFA.

En Río de Janeiro (sureste), al menos quince jóvenes fueron detenido en una manifestación en el centro de la ciudad en que se pedía la gratuidad del transporte público ante el aumento que ha experimentado el precio del billete del autobús.

En Sao Paulo (sureste) se registró un tumulto la Fan Fest, el recinto de la FIFA para las fiestas de los aficionados, cuando un grupo de hinchas intentó forzar su entrada en el recinto, mientras que en Belo Horizonte, cerca de 200 personas se manifestaron por el centro de la ciudad mientras se jugaba el Bélgica-Argelia, aunque sin incidentes.