Por lo menos en cinco estados, en Brasilia y en importantes vías de las dos mayores ciudades de Brasil, Río de Janeiro y San Pablo, con gomas quemadas y carteles, los manifestantes rechanzan el ipeachment contra la presidenta Dilma Rousseff.

En Río de Janeiro los manifestantes portaban carteles que decían "no habrá golpe" y bloqueaban la ruta Río-Santos a la altura de Itaguaí. También la vía Dutra, que une Río con San Pablo, fue bloqueada pero luego liberada, de acuerdo con informaciones del Centro de Operaciones de la Prefectura carioca.

En San Pablo, los manifestantes cortaban dos de las principales avenidas de la región metropolitana y en Brasilia fueron bloqueadas con gomas quemadas la ruta Brasilia-Mato Grosso a la altura del kilómetro 18, cerca de Aguas Lindas, y la que comunica al Distrito Federal con Salvador.

Estas protestas en Brasilia fueron encabezadas por el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierras (MST), que reivindican, además de la suspensión del impeachment contra Rousseff, una reforma agraria, informó la Agencia Brasil.

En otros cortes de ruta participaban manifestantes de la Central Única de Trabajadores (CUT).