Tegucigalpa. Las nubes que cubren el cielo de Honduras parecen no ser portadoras de buenas noticias. Las condiciones climáticas continuarán inestables en la mayor parte del territorio nacional.

De acuerdo a los análisis del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la tormenta tropical Nicole, la número 16 de la temporada, se encuentra localizada al noreste de la Isla de Cuba y se mueve a 17 kilómetros por hora hacia el norte, y va a interactuar con un sistema de baja presión localizado al sur de El Salvador.

Estos dos fenómenos naturales van a generar una vaguada en superficie sobre el territorio nacional desarrollando abundante nubosidad baja y media que va a provocar lluvias y lloviznas, acompañadas de actividad eléctrica en el norte y sur de Honduras.

Walter Aguilar, pronosticador de turno del SMN, comentó que se espera que las precipitaciones dejen un acumulado de agua que oscilará en el rango de los 40 y 50 milímetros de agua por metro cuadrado.

La zona que comprende el valle de Sula será la más afectada, pues se espera que en este sector del país los acumulados alcancen un máximo de 60 milímetros respectivamente.

"El flujo de humedad que ingresa al país genera humedad por la parte oriente, centro, sur y suroccidente", dijo Aguilar.

Por su parte, Juan José Reyes, jefe del departamento de Alerta Temprana de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), considera que la tormenta tropical Nicole, que se desplaza al norte del Caribe, ha dejado de ser una amenaza directa para el país pero de forma indirecta se introduce humedad por el litoral Atlántico.

"Esto quiere decir que vamos a tener dos días más de lluvia en todo el país, con mayor intensidad en algunas zonas", acotó Reyes.

Alerta. Debido a las condiciones climáticas que van a imperar en la mayor parte del país, donde se da a conocer que van a predominar las lluvias, las autoridades de Copeco han determinado mantener de forma indefinida la alerta roja a nivel nacional.

Una de las causas principales es que las cuencas de los ríos más caudalosos se encuentran en niveles altos, según el constante monitoreo que realizan los técnicos de las instituciones de socorro.

"Estos son argumentos que nos permiten tomar la decisión de extender la alerta roja a nivel nacional y mantenerla, ya que las condiciones climáticas van a persistir y vamos a bajar la intensidad de las alertas a medida que bajen los fenómenos para evitar la pérdida de vidas humanas", dijo el jefe de Alerta Temprana.

De acuerdo a los datos registrados a través del sistema de monitoreo, la tarde de ayer el río Ulúa mostraba un nivel de 5,99 metros, algo que se considera alto pero manejable. Los informes establecen que en las partes altas como Chinda, San Francisco de Ojuera y Jicatuyo los niveles son altos, mientras que en las partes bajas los niveles son normales.

En los sectores aledaños a la cuenca del río Ulúa hasta el ramal del Tigre es donde se deben tomar medidas de precaución porque en cualquier momento se pueden registrar inundaciones.

Hay que recordar que debido a las fuertes lluvias que se han registrado en los últimos días, se han presentado inundaciones en El Progreso, especialmente en las fincas de banano, pues las precipitaciones de la zona occidental son las que han provocado las inundaciones.

Daños. El reporte de daños establece que cuatro personas han perdido la vida. Tres de ellas en el departamento de La Paz y otra en el municipio de La Lima, Cortés.

Además de eso, miles de personas han sido evacuadas a causa de las llenas y cantidades similares se encuentran albergadas más otras que están en condición de damnificadas.

Las pérdidas económicas son incalculables ya que las fuertes corrientes y las llenas han causado daños en 6.824 manzanas cultivadas de diferentes productos, entre ellos maíz, frijoles, yuca, plátano, palma africana.

La infraestructura también se encuentra seriamente dañada, al grado de que muchas comunidades se encuentran incomunicadas por la caída de puentes y vados, o porque las corrientes destruyeron las carreteras de tierra.

En el sur del país las tormentas han inundado y dañado viviendas en diferentes comunidades. Alex Ventura, alcalde de El Triunfo, Choluteca, comentó que unas 10 comunidades han resultado inundadas debido al desbordamiento de las quebradas y riachuelos.

Las comunidades de Río Grande, Santa Teresa, Las Casitas, El Coyol, La Peña, Santa Catarina, Las Lajas, El Estribo, la colonia 12 de Febrero y La Canoa están incomunicadas. Ventura comentó que alrededor de 126 personas se encuentran afectadas por las fuertes lluvias, pues se están a la espera de que se les ayude con alimentos.

Los tramos carreteros también se encuentran en mal estado, por lo que demandan de las autoridades de la Secretaría de Obras Públicas Transporte y Vivienda que les ayuden a reparar los sectores dañados.

El diputado Juan Francisco Argeñal visitó las zonas afectadas. Dijo que 90% de la infraestructura vial secundaria fue destruida y se convierte en un grave problema para las personas que tienen que sacar sus productos al mercado local.

Miembros del Cuerpo de Bomberos reportaron que el joven Mario Ortiz, de 16 años, se lanzó a las embravecidas aguas del río San Pile en Choluteca y se encuentra desaparecido.