Tegucigalpa. El ex presidente Manuel Zelaya finalmente regreso a Honduras este sábado, tras permanecer 16 meses en República Dominicana en calidad de huésped distinguido.

La aeronave perteneciente a Petróleos de Venezuela (PDVSA), que salió de Managua con Zelaya y su comitiva, aterrizó poco después de las 14:30 (hora local) al aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa.

Acompañan a Zelaya el ex presidente de Panamá Ricardo Torrijos, el canciller de Venezuela Nicolás Maduro y el ex alcalde de San Pedro Sula Rodolfo Padilla Suncery, entre otros.

La terminal aérea lucía prácticamente abarrotada este sábado por seguidores del expresidente, algunos de los que se desmayaron ante la larga espera, el sol y la multitud.

Antes de salir de Managua, donde se le ofreció una rececpión en su honor, Zelaya dijo que el "exilio es una tortura" y que su retorno a Honduras es una "victoria" para la democracia de América Latina.

Este regreso es "un esfuerzo que han hecho todos los países de Latinoamérica (..) es una victoria a los procesos institucionales y democráticos en América Latina", expresó Zelaya en declaraciones a Telesur, reproducidas en Managua, antes de emprender el viaje al país.

Desde la tarde del viernes, medios de comunicación autodenominados de la resistencia acamparon en las inmediaciones de la terminal aérea junto a seguidores del exmandatario que pernoctaron en las afueras.

Zelayistas de toda Honduras le darán la bienvenida en un acto en la plaza Isis Obed Murillo, cerca del aeropuerto Toncontín, que lleva el nombre de un manifestante zelayista de 18 años muerto en ese lugar por las fuerzas de seguridad una semana después de su destitución.

Banderas del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), que coordina Zelaya, del Partido Unificación Democrática (UD) así como pancartas de bienvenida ondeaban en las afueras del aeropuerto capitalino sometido a fuertes medidas de seguridad.

Hacia las 10:30 AM de este sábado, las autoridades policiales que resguardan la seguridad de Toncontín y sus alrededores anunciaron que se estrechaba más el dispositivo de vigilancia.

Estas acciones provocaban esta mañana problemas a los conductores con destino al sector sur de la capital hondureña.

La Dirección Nacional de Tránsito mantiene cerrados los accesos del anillo periférico hacia el Bulevar Comunidad Económica Europea donde está ubicado el aeropuerto ante la construcción del escenario donde el expresidente ofrecerá un discurso tras su llegada.

Otras calles donde el tráfico ha sido desviado es el de Camosa, donde se van a desviar los vehículos hacia el sector de La Pradera y El Pedregal.

Los viajeros que salen de la ciudad por la vía aérea podrán llegar hasta una cuadra de la terminal aérea, por lo que deberán recorrer a pie el resto trayecto hasta el aeropuerto.

Por orden de la Secretaría de Seguridad, varios de los accesos al aeropuerto de Toncontín fueron cerrados desde el viernes, lo que causó el malestar de varios pobladores.

Zelaya anunció esta semana que viene a Honduras para quedarse, tras 16 meses de residir en República Dominicana.

El exmandatario llegará acompañado por el canciller venezolano Nicolás Maduro y varios de sus exfuncionarios, entre ellos Patricia Rodas, excanciller de la República, y el exministro de la Presidencia Enrique Flores Lanza.

Tras su arribo a Tegucigalpa ofrecerá un discurso ante sus seguidores, luego hará un recorrido en jeep y después asistirá a la Casa de Gobierno, donde será recibido por "Pepe" Lobo.

Su retorno ha sido posible gracias a una amnistía y a la anulación de los juicios por corrupción que habían sido incoados en su contra por el Ministerio Público.