Marcelo Ebrard, la nueva cara de la izquierda mexicana, anunció este jueves oficialmente que se suma a la carrera presidencial 2012 en México.

El jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), quien ha marcado una clara diferencia con la clase política mexicana -por su estilo no confrontacional, haber permitido el aborto y las bodas homosexuales-, confirmó el inicio de las actividades para buscar la candidatura del PRDa la presidencia de la República. 

Luego de su anuncio, el Partido de Acción Nacional (al que pertenece el primer mandatario de México, Felipe Calderón) solicitó al mandatario local que renuncie a su cargo, “porque se necesita un gobernador de tiempo completo”, según publica El Universal.

“Por parte del PRD yo he dicho, se requiere un solo candidato de las izquierdas. Bueno, (este miércoles) hubo una representación bastante importante de quienes coinciden con la forma en que yo veo las cosas y con lo que estoy proponiendo. Es una invitación, un compromiso y una decisión a esta posible candidatura y desde luego hice compromiso con ellos. Entonces, lo confirmo plenamente, así fue”, manifestó Ebrard.

En entrevista, al término de la entrega de mobiliario a la primaria José María Lafragua, en Iztapalapa, el jefe de gobierno del DF aclaró que no se trata de una precampaña.

“Las precampañas están reguladas en la ley. Entonces, se le puede poner el objetivo que se quiera al inicio de actividades con el propósito de presentar una candidatura a la presidencia”, aclaró Ebrard, y agregó que “lo que sí se inicia es el trabajo ya de una expresión de muchos sectores dentro del PRD, que buscan promover abiertamente esta posible candidatura”.

El anuncio del jefe de gobierno provocó que el presidente del PAN en el DF, Obdulio Ávila, lo llamara a pedir licencia a su cargo y se apruebe un “sustituto”.

Mariana Gómez del Campo, coordinadora del PAN en la ALDF, pidió a Ebrard que “renuncie a su cargo si quiere contender por la Presidencia del país”, pues dijo que en la ciudad hay temas urgentes y prioritarios que atender. 

“El DF necesita un jefe de gobierno de tiempo completo. Marcelo Ebrard no puede estar en misa y en procesión al mismo tiempo”, advirtió.