La magnitud del caso Odebrecht sigue sin dar tregua, y cada vez son más los políticos de la región que han sido mencionados en el escándalo más grande de corrupción del último tiempo.

Esta vez fue el turno de Keiko Fujimori y el Partido Aprista Peruano, quienes habrían recibido sendas sumas de dinero a cambio de favores políticos.

Lo dijo el mismo Marcelo Odebrecht, dueño de la  compañía, durante el interrogatorio de dos horas en la sede de la Policía Federal de Curitiba (Brasil) que le realizaron fiscales brasileños y peruanos. Cabe destacar que en este mismo caso, ya fueron sindicados de posibles delítos de coimas, los ex presidentes de ese país, Alejandro Toledo y Ollanta Humala.

 El único registro que quedó de la diligencia fue una grabación hecha por el fiscal Martello, que deberá ser remitida por los canales formales al Ministerio Público de Perú.

Aparte de admitir que entregó fondos por US$3 millones al entonces presidente peruano Ollanta Humala -de los cuales dijo desconocer en qué se usaron-  Odebrecht mencionó en sus declaraciones a la postulante de Fuerza 2011, Keiko Fujimori, y a la actual vicepresidenta del Perú, Mercedez Aráoz. La publicación de estas afirmaciones causó numerosas reacciones. Fuentes de la filial peruana de Odebrecht negaron a la prensa los aportes a Fujimori y Aráoz.

Según un informe del periodista Gustavo Gorriti, publicado en el portal IDL-Reporteros, Odebrecht fue quien entrego todas estas afirmaciones, según consigna el periódico español El País en su sitio web.

La fiscalía peruana declinó a realizar comentarios de las informaciones por un tema de confidencialidad, pero si lamentó que se dieran a conocer públicamente y sostuvo que "las versiones de prensa no se ajustan a la verdad".