La idea de que la tercera es la vencida ronda bastante en la mente del ex candidato presidencial y líder del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami, quien sin ningún complejo reconoce a Nación.cl que quiere competir para gobernar el país en el próximo período presidencial.

-¿Se va a postular el 2017?

-Me encantaría. La respuesta es sí, estoy casado con periodista, soy hijo de periodista y la verdad es que hay un delito que yo he cometido, y no hay que mentir nunca, responder de frente. Sí, me encantaría volver a competir, aunque "coma", no es tiempo de elecciones, hablemos de reformas.

-¿Cómo se rearma una candidatura con un sistema electoral que no es el óptimo para que su sector o los independientes compitan?

-Lo primero es que se apruebe un conjunto de reformas. El amor que yo tengo por este desafío es más grande de lo que se cree. ¿Tú crees que no me han ofrecido ser senador o diputado para bajarme? Nosotros no hemos hecho ningún esfuerzo distinto a honrar una cierta visión de la sociedad.

"Creo que Piñera ha decidido ocupar la agenda del bloqueo, creo que lee bien que hay una orfandad en la derecha".

"No somos Nueva Mayoría, no votamos por Bachelet, no hicimos ningún intento por debajo de algún ministerio. Somos de las pocas fuerzas políticas que en los últimos tiempos no ha negociado nada. Hemos peleado, competido, ganado y perdido y seguimos de pie y en política", remarca.

En ese sentido, el otrora diputado socialista sostiene que el escenario de cara al término de la segunda administración de Michelle Bachelet, se visualiza mucho más complicado por el interés de varios en posicionarse como la carta presidencial de la Nueva Mayoría. Un bloque que, a su juicio, está obligado a cumplir con sus promesas de campaña en este período para dar continuidad a su obra, pero que requiere de un candidato que represente un frente más amplio que el que acredita actualmente el oficialismo.

"Yo creo que este es un combate mayor y voy a dar la pelea. Pero mi prioridad es que estas reformas salgan bien, me preocupan por Chile, las encuentro, de verdad, mal presentadas. Podemos farrearnos la reforma educacional si no corrigen, en los impuestos, quiero decir responsablemente que las platas no alcanzan para educación, salud y jubilación y todavía no hablamos de obras públicas, cultura", recalca MEO en su análisis.

4910

-Y en ese escenario, ¿Marco Enríquez-Ominami va solo o podría ir con la Nueva Mayoría?

-Nos encantaría una gran primaria de la centroizquierda. Estoy disponible. Me llama mucho la atención que Andrés Velasco se defina como centroizquierda, que me haya pedido primarias hace pocos meses, y hoy día no quiera competir. Me llama la atención, pero valoro también que se quede en la centroizquierda y no tenga la tentación de ir con la derecha, como valoro también que haya 10 candidatos presidenciales en el PPD y en todas partes. Si el país se presidencializó tan rápido para el 2017 es porque las reformas no están bien. Cuando empiezan a mirar para el lado, no le eches la culpa al que compite, pregúntate por qué la gente está mirando para el lado.

-Usted y Velasco -con quien ya tuvo su round en un programa de TV- son los mejor posicionados según la encuesta CEP.

-En evaluación positiva estamos casi en un empate técnico y en el voto estamos nosotros arriba. Creo que sacarle ventaja a la CEP es un error. Yo he salido dos veces segundo y dos veces tercero, he sido el mejor posicionado de la clase política chilena después de Bachelet en evaluación positiva. Sacar ventaja de eso es tonto, inútil e improductivo porque en 2009 le gané a Frei en esa misma encuesta y salí tercero; el 2013 le gané a Evelyn Matthei por lejos en la CEP y salí tercero. Evaluación positiva no es lo mismo a que te vean como Presidente de Chile. Que yo esté bien evaluado en la CEP no me garantiza que sea visto como un presidenciable. Y al mismo tiempo, las encuestas de voto que yo valoro mucho tampoco hay que tomárselas tan en serio porque todavía faltan tres años.

Piñera más fuerte que Allamand y Ossandón

-Y en el caso de la oposición, ¿ve que se perfile algún candidato como Manuel José Ossandón o Andrés Allamand?

-Yo veo a Piñera muy fuerte, en todas las encuestas de voto aparece disparado. Pero él es el privatizador de Chile, trató de privatizar la sociedad chilena, privatizar la educación, la salud.

-¿Usted cree que ese fortalecimiento de Piñera se ha dado por el cuestionamiento a las reformas?

-Creo que Piñera ha decidido ocupar la agenda del bloqueo, creo que lee bien que hay una orfandad en la derecha. Los que no quieren nada de reformas están huérfanos y apareció Piñera.

-Pablo Longueira dice que no lo ve ni a usted ni Velasco con oportunidad.

- Yo soy muy delicado con él por lo que padeció, debe ser muy difícil todo.

4911

Pololeo con la DC progresista

-¿Cómo va el pololeo con la DC progresista?

-Leí una entrevista del vicepresidente DC (Gabriel Silber) diciendo que votaría por nosotros. Me llamó la atención, valoro el coraje de un vicepresidente de la DC para decir eso.

"Creo que cuando el progresismo ha estado unido al socialcristianismo se ha avanzado y cuando se han peleado Chile no ha avanzado y hay ejemplos claros de esas peleas que le costaron caro al país. No me pierdo. La Concertación y la DC claro que le hicieron aportes a Chile y hay que ser bruto para no reconocer que en los 20 años anteriores pasaron cosas positivas. Nosotros no hacemos una ruptura con todo lo que ha pasado en Chile".

"Pero prefiero al Ignacio Walker de la Vicaría de la Solidaridad, a Ignacio Walker preocupado de la ley de divorcio que hoy bloqueando las reformas. También tenemos derecho a expresar eso. Se enojarán pero preferimos a Gutenberg Martínez luchando por la recuperación democrática y por la tolerancia que no siendo el defensor de las reformas por las que ellos mismos trabajaron".

"Creo que hay un recelo hacia nosotros y lo han expresado públicamente. Habrá que sentarse a conversar, no me imagino a la Democracia Cristiana restándose de las primarias, no me los imagino boicoteándolas. No me la imagino restándose de algo en que tenemos cosas en común. Hablemos de lo que nos une".

Coincidencias con Bachelet

Sobre su cercanía a las propuestas de la Mandataria, a quien tildó de "valiente" en una entrevista anterior con este medio, el ex candidato insistió en que ella va en la dirección correcta pero los diferencia el cómo se hacen los cambios.

"Yo no voté por Bachelet ni en primera ni en segunda vuelta y me llama la atención a veces que uno aparece más solidario con las reformas que los que sí se sacaron fotos, votaron por ella y salieron electos diputados y senadores. Competimos y quedamos fuera del Congreso por segunda vez y sin llorar y soy capaz de valorar cosas como la Reforma Tributaria aunque no habla de cobre, de gasto militar, no se metió en el sistema financiero y no habla del IVA diferenciado. Pero tengo un ánimo optimista, esperanzador".