La candidata derrotada del Partido Socialista Brasileño (PSB) en las elecciones presidenciales de Brasil, Marina Silva, aseguró este martes que el resultado electoral reflejó una "insatisfacción" y un deseo de cambio de la población, y anunció que se reunirá con sus aliados el jueves para definir una posición de cara a la segunda vuelta.

Silva no podrá aspirar a la presidencia del país al quedar tercera en las elecciones de este domingo, donde obtuvo 19,33% de los votos, por detrás de la actual mandataria, Dilma Rousseff (41,59%) y el socialdemócrata Aécio Neves (33,55%), que se jugarán la presidencia en una segunda vuelta marcada para el 26 de este mes.

En un comunicado divulgado este martes por la coalición "Unidos por Brasil", en la que Silva aspiraba a la presidencia, la ex ministra y ex senadora aseguró que los comicios del domingo "reflejan una posición de insatisfacción con las condiciones existentes en Brasil, expresando un sentimiento de cambio".

Neves y Rousseff se disputan ahora el voto de Marina Silva y sus 22 millones de electores, algo que podría decidir las elecciones. La líder socialista no quiso pronunciarse sobre si dará apoyo a uno de los dos candidatos, algo que ya han empezado a hacer grupos y dirigentes políticos.

"Las opiniones individuales de cada partido, dirigentes y líderes políticos de las agremiaciones, en este momento de construcción, deben ser respetadas, pero no reflejan en hipótesis alguna la opinión de la ex candidata", señala la nota de prensa.

Silva lideraba la coalición Unidos por Brasil, en la que además del PSB, también había el Partido Republicano Progresista (PRP), el Partido Popular Socialista (PPS), el Partido Social Liberal (PSL), el Partido Patria Libre (PPL) y el Partido Humanista de la Solidaridad (PHS).

Según la nota divulgada, estas formaciones políticas se reunirán internamente para definir "los puntos relevantes" que formularán en una eventual alianza bien sea con el gobernante Partido de los Trabajadores (PT), de Rousseff, o con el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), de Neves.

"Marina Silva también contribuirá para la construcción de una posición de la Red Sustentabilidade (el partido con el que la ecologista aspiraba a disputar la Presidencia pero cuya creación no fue homologada a tiempo por lo que se afilió al PSB) en ese proceso de unidad de la coalición", resalta el comunicado.