Sao Paulo. La candidata del Partido Verde a la presidencia de Brasil, Marina Silva, quien logró el tercer lugar en la votación de este domingo, dijo que aún no ha definido a qué candidato apoyará en la segunda vuelta que será disputada entre la oficialista Dilma Rousseff y el opositor José Serra.

Con el 97,7 % de los sufragios contados por el Tribunal Superior Electoral (TSE), Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), obtuvo 46,59% de los votos válidamente emitido; mientras que Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña, sumó 32,73%.

Silva, quien fue ministra de Medioambiente durante el gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, recibió 19,51% de los votos válidos.

"Es fundamental que en el Partido Verde hagamos una discusión de partido, pero también que esos núcleos vivos sean oídos, el movimiento Marina Silva, los intelectuales que nos ayudaron, los segmentos independientes, hagamos un plenario para evaluar nuestra posición", dijo Silva en un discurso en la sede de su comando de campaña en Sao Paulo.

Pese a no haber conseguido llegar a disputar la segunda ronda, el crecimiento del apoyo a la candidata ecologista en la recta final de la campaña fue uno de los factores clave para que las elecciones no fueran definidas este domingo.