La candidata presidencial del Partido Socialista Brasileño (PSB), Marina Silva, votó este domingo a las 9.40 en Rio Branco, capital del estado de Acre, en la región amazónica, en la primera vuelta de las elecciones generales de Brasil.

Silva fue la última en sufragar entre los principales candidatos debido a que las mesas de votación abrieron en Acre, situado en el extremo noroeste del país, una hora más tarde debido al cambio de huso horario.

Acompañada de familiares, la candidata hizo la V de la victoria al ingresar en el recinto de votación, en el que permaneció cerca de un minuto para efectuar el voto.

Enseguida, Silva ofrecerá una rueda de prensa a los medios locales, para luego volar para la ciudad de Sao Paulo, para seguir junto a otros líderes del PSB el escrutinio al final del día.

La candidata socialista se convirtió en la mayor sorpresa de la campaña electoral, llegando a los comicios de este domingo disputando el segundo lugar en los sondeos previos y con chances reales de disputar una segunda vuelta.

Marina Silva se presenta como como abanderada de una renovación de las políticas brasileña, en línea con los cuestionamientos de las grandes manifestaciones populares de junio de 2013.

Tras reemplazar al líder socialista Eduardo Campos, muerto trágicamente en un accidente aéreo en agosto, la candidatura de la exs enadora sacudió la campaña electoral con un vertiginoso ascenso en las encuestas.

En las primeras semanas después de entrar en la contienda, Silva llegó a liderar las preferencias de los electores, aunque perdió buena parte de ese apoyo en la recta final.

Según los últimos sondeos divulgados en la tarde del sábado, la candidata del PSB suma 24% de los votos válidos, disputando la segunda colocación con el senador Aecio Neves, del Partido Social Demócrata Brasileño (PSB), que suma el 26 y el 27 por ciento de las intenciones de voto.

La carrera electoral es liderada por la presidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), quien recoge cerca entre 44 y 46 por ciento de los votos válidos.