Lima. El presidente peruano, Martín Vizcarra, confirmó el martes la realización en Lima de la Cumbre de las Américas en abril y dijo que el retiro de la invitación a la cita para el presidente venezolano, Nicolás Maduro, está en manos de la cancillería local.

Vizcarra, quien asumió el cargo el viernes tras la renuncia del mandatario Pedro Pablo Kuczynski, dijo que ha recibido llamadas telefónicas de varios líderes de la región ratificando su participación en la cumbre del 13 y 14 de abril.

"Se ratifica la programación establecida, he recibido llamadas de diversos mandatarios ratificando su compromiso con esta importante cita que se tiene aquí en Perú", dijo en su primera conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno.

"De manera simbólica quizá la primera llamada que recibí fue de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, quien manifestó todo su apoyo", afirmó Vizcarra, quien antes de asumir el cargo cumplía funciones de embajador peruano en Canadá.

Un portavoz de la cancillería dijo que aún mantienen su posición de no invitar a Maduro a la cumbre y que los diplomáticos de alto rango todavía no se han reunido con Vizcarra.

Consultado sobre el retiro de la invitación al presidente Maduro a la cumbre, realizada en la gestión del exmandatario Kuczynski, Vizcarra afirmó que la política exterior es "un tema tan delicado" y que el asunto está en manos de especialistas en la cancillería peruana.

"Es el Ministerio de Relaciones Exteriores que está tomando las decisiones al respecto y nosotros respaldaremos", afirmó.

Un portavoz de la cancillería dijo que aún mantienen su posición de no invitar a Maduro a la cumbre y que los diplomáticos de alto rango todavía no se han reunido con Vizcarra.

Maduro, quien ha recibido la condena internacional por la crisis política y económica en su país, ha reiterado que viajará a Lima para la cumbre, a la cual asistiría el mandatario estadounidense, Donald Trump, en el que sería su primer viaje a América Latina desde su llegada a la Casa Blanca hace un poco más de un año.