Las fuerzas federales mexicanas han arrestado o abatido a 107 de los 122 criminales catalogados como piezas clave de organizaciones delictivas en los últimos cinco años, según el Quinto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto entregado este viernes al Congreso.

Indicó que la neutralización de capos del narcotráfico o líderes delictivos en este lapso se ha sustentado en un uso eficiente de los sistemas de inteligencia, trabajo conjunto entre sus agencias de seguridad y una coordinación con los gobiernos estatales.

Las operaciones al 30 de junio pasado han redituado en la detención de 93 criminales considerados objetivos relevantes y el abatimiento de otros 14 que se resistieron a su arresto, apunta el informe presentado esta tarde a la Cámara de Diputados en su apartado sobre acciones en seguridad y justicia.

Expone que seis de estos cabecillas del crimen fueron detenidos durante el quinto año de la administración de Peña Nieto.

Al comienzo del actual gobierno, en diciembre de 2012, las agencias de seguridad definieron una lista con los 122 delincuentes cuya captura consideraban prioritaria por su relevancia en las estructuras de organizaciones criminales.

Entre los líderes criminales arrestados desde entonces figura el capo y líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, quien fue extraditado en enero pasado a Estados Unidos.

El informe destaca resultados positivos en otros rubros de la seguridad, como una reducción de 20,5 por ciento de las denuncias de secuestro en el país, que pasaron de 1.418 en 2012 a 1.128 el año pasado.

Durante el primer semestre de este 2017, los casos de secuestro han disminuido 14 por ciento con respecto al mismo lapso de 2012, principalmente en 10 estados encabezados por Nayarit (oeste), Sonora (noroeste) y Chihuahua (norte).

Otros delitos también han registrado una reducción de su tasa en comparación con el inicio de la administración, como la extorsión, que cayó 28 por ciento, y los robos, que disminuyeron 19,3 por ciento, agrega el informe.