La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, cuenta con un amplio apoyo de la ciudadanía según el último sondeo del Instituto Datafolha.

De acuerdo a la encuesta, 83% de los brasileños creen que la próxima mandataria hará una gestión igual o mejor que la realizada por el mandatario saliente, Luiz Inácio Lula da Silva.

Ese 83% está compuesto por 53% de personas que esperan que la gestión de Rousseff sea igual de buena que la del saliente mandatario, mientras que 30% va más lejos y dice que su gobierno será mejor al actual.

A la hora de calificar, 73% de los entrevistados dicen que el futuro gobierno será "excelente" o "bueno", informó El Universal.

En el sondeo se entrevistaron a 11.281 personas entre el 17 y el 19 de noviembre.