El candidato de la alianza Cambiemos, el opositor Mauricio Macri, se impone en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo (22.11.2015) en Argentina, según los primeros datos oficiales entregados por las autoridades. Con el 41,33% de las mesas escrutadas, la ventaja parece lo suficientemente clara como para marcar una tendencia.

De acuerdo a esas cifras, el dirigente del Pro suma el 54,05% de los votos, mientras que el oficialista Daniel Scioli, del gobernante Frente para la Victoria, se queda con el 45,95%. Los primeros reportes de sondeos a boca de urna ya anticipaban un triunfo del candidato conservador, aunque incluso desde su propio comando hicieron un llamado a esperar las cifras oficiales antes de comenzar los festejos.

Estas llegaron a través de una rueda de prensa desde el centro de cómputos encabezada por el ministro de Justicia argentino, Julio Alak, y el director nacional Electoral, Alejandro Tulio. “Estos comicios se celebraron con absoluta normalidad, con orden y en paz, y con altísimo nivel de seguridad, organización y fiscalización”, destacó Alak, quien hizo hincapié en que el nivel de participación en las elecciones fue del 78,95%.

Renovación política. De confirmarse el resultado, el empresario, ex presidente de Boca Juniors y actual jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, desplazaría del poder al peronismo de centroizquierda que gobierna Argentina desde hace doce años. Pese a haber perdido en la primer vuelta, el escaso margen de ventaja que obtuvo entonces Scioli despertó las esperanzas de la oposición de sacar del poder al kirchnerismo, que buscaba extender su mandato por intermedio del actual gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Con su propuesta de renovación de la política y combate a la corrupción, Macri, un ingeniero de 56 años, consiguió un amplio apoyo de los votantes pese a carecer de una gran estructura partidaria. En la primera ronda de octubre, sorprendió a propios y ajenos al quedar solo tres puntos detrás del entonces claro favorito, Scioli, un excampeón de motonáutica de 58 años.

Unas 32 millones de personas estaban convocadas a votar en esta segunda vuelta, la primera que se realiza en Argentina, tras la primera ronda del 25 de octubre, en la que Scioli había obtenido el 37,08 por ciento de los votos y Macri el 34,15 por ciento.