La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenó este viernes a Nicaragua pagar 378.890 dólares a Costa Rica por los daños medioambientales que sus soldados causaron cuando establecieron un campamento militar en Isla Portillos y dragaron varios caños entre 2010 y 2013.

Los jueces desglosaron la compensación que San José de Costa Rica había reclamado a Managua y aceptaron algunas partes, como los relacionados con la tala de unos 300 árboles centenarios en la zona.

Costa Rica había reclamado una suma mucho mayor, de US$6,7 millones, mientras que Nicaragua nunca hizo público cuánto dinero estaba dispuesto a desembolsar para la indemnización.

Se decidió no aceptar muchos de los gastos reclamados por Costa Rica, como los relacionados con el pago a funcionarios que trabajaron en la zona o el mantenimiento de equipos.

Los jueces decidieron, por 15 votos a favor y uno en contra, una compensación de US$120.000 por el deterioro o la pérdida de bienes medioambientales y US$2.708 para la restauración de la costa

De forma unánime, los magistrados decidieron que Nicaragua pague a Costa Rica US$236.032 por otros gastos y US$20.150 en intereses.

La CIJ dará a conocer esta tarde otras dos decisiones: las delimitaciones marítimas entre Costa Rica y Nicaragua, tanto en el Pacífico como en el Caribe, y la frontera territorial en el norte de Isla Portillos.

Nicaragua: "una lástima" que no se llegara a acuerdo. El agente de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Carlos Argüello, dijo que la compensación ordenada este viernes por los jueces es "un 5 %" de lo que pretendía Costa Rica y señaló, en unas declaraciones a Efe, que "ha sido una lástima" que ambos países no llegaran antes a un acuerdo. 

Argüello recordó que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, "dijo desde un principio que estaba dispuesto a compensar, pero obviamente no todo lo que Costa Rica quisiera", sino que debía ser "una cantidad razonable".

El agente nicaragüense reconoció que la suma total de los gastos del juicio es mayor que el coste de la compensación, pero que se ha acudido al alto tribunal de Naciones Unidas "porque Costa Rica así lo prefirió".