Londres. La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, dijo este martes que la policía y los servicios de seguridad del país creen saber la identidad del supuesto atacante suicida que causó la muerte de 22 personas, muchas de ellas niños, en un concierto en Manchester.

May, en declaraciones en el exterior de la sede del Gobierno en Downing Street, dijo que las autoridades no pueden anunciar aún la identidad del atacante. Añadió que el perpetrador cometió el atentado solo pero que no está claro si recibió ayuda en el complot.

Según la jefa de Gobierno, el "ataque terrorista", que ubicó "entre los peores que ha sufrido Reino Unido", estaba destinado a castigar a familias jóvenes que habían acudido al concierto de música.

May, quien de momento no quiso revelar más detalles, se reunió este martes con su Gabinete en un encuentro de crisis y se trasladará hoy mismo a Manchester.

En Londres, entretanto, las medidas de seguridad fueron reforzadas tras el atentado, confirmó la jefa de la Policía local, Cressida Dick.

Nadie se adjudicó la responsabilidad de inmediato, pero responsables estadounidenses trazaron paralelismos con los ataques coordinados de noviembre de 2015 de extremistas islámicos en el salón de conciertos Bataclan y otros sitios de París, que causaron 130 muertos.

Partidarios del Estado Islámico celebraron la explosión en las redes sociales y algunos instaron a realizar ataques similares en otros lugares.[nL1N1IP066]

Reino Unido se encuentra en el nivel de alerta "grave", el segundo más alto, lo que significa que un ataque de extremistas es considerado altamente probable. 

* Con información de Reuters, Telam y DW.