Bogotá. La mayor guerrilla izquierdista de Colombia convocó este jueves a los ciudadanos a abstenerse de votar en las elecciones presidenciales del domingo en las que se elegirá al sucesor de Alvaro Uribe y cuestionó a los candidatos que aspiran a remplazar al actual mandatario.

Los colombianos irán a las urnas en los que se prevén serán los comicios más reñidos en la historia reciente con el candidato oficialista del Partido de la U, Juan Manuel Santos, y el líder del Partido Verde, Antanas Mockus, en un empate técnico que deberá dirimirse en una segunda vuelta, el 20 de junio, de acuerdo con los sondeos sobre intención de voto.

"El debate electoral que culmina su primera vuelta este 30 de mayo, está signado por la intolerancia y la pugnacidad que impuso la autocracia Uribista", dijeron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en una declaración difundida a través de la página www.anncol.eu.

El grupo rebelde aseguró que las propuestas, programas y compromisos fueron remplazados por el ataque grotesco y vulgar, por la propaganda negra en un esfuerzo despiadado por presentar a uno u otro de los candidatos como la opción más reaccionaria y autoritaria que la que encarnó Uribe.

Las FARC, consideradas por Estados Unidos y la Unión Europea como una organización terrorista, acusaron a los candidatos de esforzarse por demostrar sumisión ante Estados Unidos y por asumir un nacionalismo exagerado frente a los países vecinos.

"Ninguno ha planteado los temas vitales que tienen a la nación en el profundo abismo de las desigualdades y el terror. Todos al unísono prometen más gasto militar y más guerra. Es oscuro el horizonte que delinean estos aspirantes y por estas razones estamos convocando a la abstención", precisó el grupo rebelde.

Como en anteriores ocasiones, el grupo guerrillero que fue obligado a replegarse por una ofensiva militar liderada por Uribe y apoyada por Estados Unidos, dijo que está dispuesto a construir caminos de paz que permitan solucionar las profundas diferencias sociales que se registran en el país.

Casi 30 millones de colombianos están habilitados para votar en un país que históricamente registra una abstención de más del 50%, de acuerdo con la Registraduría Nacional.