Washington. Más de la mitad de los estadounidenses, el 53 por ciento, considera que el Congreso está haciendo un trabajo deficiente o malo, indica una encuesta de Gallup.

La encuesta llevada a cabo del 1 al 5 de junio descubrió que sólo 13 por ciento de los estadounidenses consideran que el desempeño del Congreso es bueno o excelente.

Los hallazgos recientes coinciden con los de otras encuestas realizadas en la década pasada sobre el Congreso de Estados Unidos y que muestran que los estadounidenses tienen una opinión ampliamente negativa de los legisladores.

En contraste con la evaluación negativa del trabajo del Congreso, los gobiernos estatales y locales alcanzaron calificaciones positivas.

Dste año, la calificación que dieron los estadounidenses a sus respectivos gobiernos estatales incluso mejoraron ligeramente, ya que 37 por ciento los calificó de excelentes o buenos, arriba del 31 por ciento de junio de 2015.

Las opiniones sobre los gobiernos locales también fueron mejores, 44 por ciento los calificó de excelentes o buenos, en comparación con el 39 por ciento del año pasado.

Los republicanos se mantienen persistentemente críticos hacia el Congreso, a pesar de que su partido es el que controla ambas cámaras.

El 51 por ciento de los republicanos dicen que el Congreso está haciendo un trabajo deficiente o malo, en comparación con 12 por ciento que dice que su trabajo es excelente o bueno.

En comparación, el 54 por ciento de los demócratas dice que el Congreso tiene un desempeño deficiente o malo y 13 por ciento considera que es excelente o bueno.

Esta encuesta es la primera de una serie de informes de Gallup que investigan la imagen negativa del Congreso.