Los hispanos de Estados Unidos rechazan el programa de deportación del presidente Barack Obama por un margen de dos a uno, aunque el apoyo al mandatario demócrata por sobre sus rivales republicanos sigue siendo fuerte, según un estudio.

El gobierno de Obama deportó a un récord de 396.000 inmigrantes ilegales 2010, cerca de un 7% más que en el 2008, el último año del republicano George W. Bush en la Casa Blanca.

Más de la mitad de los deportados eran criminales condenados, según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

El estudio realizado por el independiente Pew Hispanic Center y divulgado el miércoles encontró que un 59% de los latinos encuestados desaprueba la forma en que el gobierno maneja el tema de las deportaciones.

Un 27% de la muestra nacional de 1.220 latinos adultos -incluyendo a 557 que dijeron ser votantes registrados- dijo que estaba a favor de la política, mientras un 13% no sabía o declinó contestar la pregunta.

Los hispanos son la minoría más grande y de mayor crecimiento en Estados Unidos, con un total de 50,5 millones en el 2010, según la Oficina del Censo.

Son un bloque cada vez más poderoso que apoyó a Obama en las elecciones para presidente del 2008 por un margen de dos a uno sobre su rival republicano John McCain.

Pese al rechazo a su programa de deportación, el apoyo a Obama y al Partido Demócrata sigue fuerte entre los votantes latinos registrados en su campaña para la reelección del 2012, según la encuesta.

En una hipotética carrera electoral contra el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, Obama ganaría con un 68 por ciento contra un 23% entre los votantes latinos registrados.

Y contra el gobernador de Texas Rick Perry, Obama gana el voto latino con un 69% frente a un 23% del republicano, según el sondeo.

"Encontramos que entre los votantes latinos registrados (...) todavía hay un fuerte apoyo para el presidente y una fuerte afiliación al Partido Demócrata entre votantes hispanos registrados", dijo a Reuters Mark López, director adjunto del Pew Hispanic Center y autor principal del estudio.

El estudio de Pew Hispanic encontró que dos tercios -un 67%- de votantes hispanos registrados dicen que se identifican o se inclinan hacia el Partido Demócrata, mientras un 20% lo hacen por el Partido Republicano.

Cuando se les preguntó qué partido se preocupada más por los hispanos, un 45% dijo que era el Partido Demócrata, mientras que un 12% se inclinó por el Partido Republicano, un 6% más que en el 2010.

El estudio tiene un margen de error total de 3,6 puntos porcentuales, con uno de 5,2 puntos porcentuales en la muestra de los votantes registrados.