Lima. La mayoría de la población peruana cree que el presidente Pedro Pablo Kuczynski debería ser destituido por sus vínculos con la firma brasileña Odebrecht y que habría que convocar nuevas elecciones generales, mostró un sondeo de Ipsos divulgado este domingo.

La popularidad de Kuczynski cedió 9 puntos porcentuales en diciembre, a un 18%, el nivel más bajo de su gestión, en momentos que enfrentará un proceso de vacancia presidencial por "incapacidad moral" en el Congreso, luego de que Odebrecht informó de pagos millonarios a dos consultoras ligadas al mandatario.

La encuesta de Ipsos, publicada en el diario El Comercio, señaló además que la desaprobación a la gestión del mandatario aumentó a un 75% en diciembre, desde el 65% en noviembre.

En medio de la crisis política local, un 57% de encuestados piensa que Kuczynski debe dejar el sillón presidencial y un 67% considera que se debería convocar nuevas elecciones generales.

Solo un 30% de personas opinan que el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, debería asumir la presidencia hasta el 2021.

"A estas alturas la caída de Kuczynski parece inevitable. Independientemente de la legalidad o ilegalidad de su conducta cuando fue ministro del expresidente Alejandro Toledo y si su empresa atendió consultorías para Odebrecht, es innegable que su credibilidad ha sido profundamente dañada al haber negado reiteradamente esa vinculación", dijo el presidente ejecutivo de Ipsos Perú, Alfredo Torres.

El Congreso necesita 87 votos de los 130 miembros para aprobar la remoción del cargo a Kuczynski. La oposición en el Parlamento, incluyendo al poderoso partido Fuerza Popular, que tiene 72 escaños, cuenta con los votos para convertir a Kuczynski en el primer presidente en ejercicio destituido por el escándalo de Odebrecht en América Latina.

La encuesta fue realizada a 1.287 peruanos entre el 13 y el 15 de diciembre y tiene un margen de error de 2,7 puntos porcentuales.