Lima. La desaprobación a la gestión de presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, superó en enero por primera vez a su aprobación luego de que el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht salpicó al mandatario y a los gobiernos de los últimos 30 años.

El rechazo a Kuczynski subió nueve puntos porcentuales a 45 por ciento en enero frente a diciembre y el apoyo al presidente cayó cinco puntos a 43 por ciento, dijo un sondeo de la firma Ipsos Perú publicado el domingo por el diario El Comercio.

Odebrecht, la mayor constructora de América Latina, admitió a fines del año pasado pagos por unos 29 millones de dólares en sobornos para ganar obras públicas entre el 2005 y el 2014 en Perú, en los gobiernos de los ex presidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

"La gran mayoría piensa que la corrupción en la que incurrió esta empresa afecto a todos los gobiernos de los últimos 30 años", dijo el presidente ejecutivo de Ipsos, Alfredo Torres.

Kuczynski, un ex banquero y financista en el Wall Street, fue primer ministro entre agosto del 2005 hasta el fin del mandato de Toledo en julio del 2006. Antes, por casi año y medio, ocupó la cartera de Economía y Finanzas.

"La gran mayoría piensa que la corrupción en la que incurrió esta empresa afecto a todos los gobiernos de los últimos 30 años", dijo el presidente ejecutivo de Ipsos, Alfredo Torres.

En el caso del gobierno de Toledo, del cual Kuczynski formó parte, un 94 por ciento de la población informada al respecto cree que hubo corrupción, refirió el ejecutivo.

La popularidad de Kuczynski, que asumió al poder en julio, comenzó a caer en septiembre cuando alcanzó un pico de 63 por ciento, afectado por la difusión de unos audios que revelaron que uno de sus asesores conspiraba para realizar un "negociazo" ilegal entre el seguro estatal de Salud y una clínica privada.

Kuczynski ha rechazado haber estado involucrado en los casos de corrupción de la brasileña Odebrecht y afirmó que la empresa debe devolver a Perú el dinero que pagó en sobornos para ganar contratos de obras públicas en el país.

La fiscalía de Perú y Odebrecht han firmado un acuerdo preliminar que compromete a la empresa devolver inicialmente 8,9 millones de dólares de las ganancias ilícitas obtenidas en el país y brindar información "relevante" para identificar a funcionarios envueltos en un esquema de corrupción.

El sondeo de Ipsos fue realizado entre el 11 y 13 de enero y entrevistó a 1.297 personas. El estudio tiene un margen de error de más/menos 2,7 puntos porcentuales.