Berlín. Una mayoría de socialdemócratas alemanes (SPD) votaron a favor de renovar una coalición con los conservadores de la canciller alemana, Angela Merkel, despejando el camino para que se forme gobierno en la mayor economía de Europa tras meses de incertidumbre política.

Dos tercios de los militantes respaldaron el acuerdo, según un responsable del partido -un margen mucho más amplio de lo originalmente previsto- lo que implica que Merkel podría jurar el cargo para un cuarto mandato a mediados de mes como muy pronto, repitiendo una gran coalición que ha gobernado el país desde 2013.

Los desafíos se acumulan para Merkel, que lleva más de cinco meses como canciller en funciones tras unas elecciones sin una mayoría clara, mientras la Unión Europea recurre al mayor país del bloque en busca de liderazgo para una serie de problemas económicos y de seguridad.

Además, Francia busca un socio para el ambicioso programa de reformas para la UE del presidente galo, Emmanuel Macron, que alabó los acontecimientos en Alemania, calificándolos de "buena noticia para Europa".

"Ahora tenemos claridad: el SPD se unirá al próximo gobierno alemán", dijo líder interino del SPD, Olaf Scholz. El partido había planeado originamlente pasar a la oposición tras el peor resultado electoral.

"Francia y Alemania trabajarán juntas en nuevas iniciativas en las próximas semanas para avanzar en el proyecto europeo", dijo un comunicado del Eliseo.

El líder interino del SPD, Olaf Scholz, anunció el resultado este domingo por la mañana entre los aplausos de los activistas que se agrupaban en los balcones alrededor del atrio de la sede del partido en Berlín.

"Ahora tenemos claridad: el SPD se unirá al próximo gobierno alemán", agregó. El partido había planeado originamlente pasar a la oposición tras obtener el peor resultado electoral desde que Alemania se convirtió en una república federal en 1949.

Merkel, que lleva gobernando Alemania desde 2005, usó el Twitter de su partido para felicitar al SPD.

"Felicito al SPD por este resultado claro y estoy deseando continuar trabajando juntos por el bien de nuestro país", dijo Merkel.

Ministros SPD. La consulta en el seno del SPD enfrentó a los líderes del partido de centroizquierda con el ala juvenil radical, que quería que el SPD pasara a la oposición para reorganizarse después de un desastroso resultado electoral.

"Estoy contento de que haya funcionado de esta manera", dijo a Reuters Andrea Nahles, probablemente el próximo líder del SPD.

Scholz se negó a comentar sobre las noticias que apuntan a que sería ministro de Finanzas, y dijo que el SPD designaría a tres hombres y tres mujeres para el gabinete federal. Como parte del acuerdo, el SPD tomará el timón en varios ministerios clave, incluido el ministerio de Finanzas.

La coalición significa que Alternativa para Alemania (AfD), de extrema derecha, será el mayor partido de oposición en el parlamento. En un tuit, calificaron la decisión del SPD como una "catástrofe" para Alemania, prometiendo una feroz oposición al gobierno.

Kevin Kuehnert, líder del ala juvenil del SPD, dijo que estaba decepcionado, pero que los "Jusos" (las juventudes del SPD) mantendrían sus críticas, señalando que, después de traer una avalancha de nuevos miembros, serían una espina para la dirección.

"Las críticas a la gran coalición continúan. El SPD tiene que ser más parecido a lo que ha sido en las últimas semanas y menos como lo ha sido en los últimos años, los Jusos lo garantizarán", tuiteó.

El partido, que ya es un de los más grandes de Europa, ha visto como este año se unían decenas de miles de nuevos miembros. La participación fue más del 78%.