La mayoría oficialista del MAS en el Senado determinó aprobar la Ley contra el Racismo y toda forma de Discriminación sin modificaciones, tal como pidió el presidente Evo Morales y pese a las observaciones de las organizaciones de la prensa.

“No se va a modificar el artículo 16 (que prevé sanciones y suspensión de licencia a los medios), para qué nos vamos a engañar”, declaró este miércoles Eugenio Rojas, senador del MAS. El asambleísta originario de Achacachi dijo que “más bien, en un mes, dos meses o si es necesario seis meses, se aprobará el reglamento de la ley”.

Por su parte, el presidente en ejercicio Álvaro García Linera afirmó que el efecto de la norma en los medios es "pequeñísimo y secundario". El Mandatario añadió que (la ley) "no es para atacar a un medio, sino para proteger a los débiles, maltratados y discriminados, que son la inmensa mayoría de Bolivia. Quienes no se sienten contentos son algunos dueños de medios de comunicación, pero no es contra ellos".

Además, convocó a los empresarios de la comunicación a tener más atención y control de la ética y el desempeño de sus medios y a "no usarlos como campaña de resonancia de actitudes racistas".

Posiciones en línea. La senadora oficialista Mirtha da Costa anunció que la norma, como tal, no será modificada en absoluto, con lo que se mantendría el polémico artículo 16. "En la reglamentación se va a escuchar a todos los sectores, particularmente a los involucrados en esta ley, como son los medios de prensa y comunicadores sociales", dijo, según un despacho de la agencia ANF.

En la misma línea, la senadora Gabriela Montaño (MAS) justificó la aprobación del proyecto de ley, porque “es fruto de un proceso de socialización con organizaciones sociales, además de instituciones que representan a los medios de comunicación y periodistas, que se realizó entre los meses de marzo y mayo”.

La asambleísta por Santa Cruz dijo que no se puede distorsionar la norma antes de discutirla. “Discutamos, pero lo que está escrito en el proyecto de ley, no la valoración de alguien. Hay una enorme lista que se ha hecho a los medios de comunicación para que puedan participar de la redacción”.

El opositor Bernard Gutiérrez (CN) adelantó que dado que las observaciones de las instituciones que representan a periodistas y medios de comunicación no serán tomadas en cuenta, las audiencias anunciadas se convertirán en un "muro de los lamentos" de los sectores que sienten que la norma vulnera la libertad de expresión.

Desde Estados Unidos y en una entrevista concedida a la cadena Telesur, Evo Morales afirmó que “los movimientos sociales salen a la defensa de este proyecto de ley y por supuesto siento que será aprobado, porque el pueblo quiere acabar con el racismo en Bolivia”.

Posición de la prensa. Para el presidente de la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), Pedro Glasinovic, el anuncio de la aprobación de la norma sin cambios obligará a una respuesta legal.

“Probablemente presentemos una demanda de amparo constitucional. También nos quedará la vía internacional para ablandar la posición del gobierno”. En tanto, Marco Dipp, presidente de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), dijo que la declaración del senador Rojas “reflejó el pedido del presidente Morales de aprobar la ley”.

Las organizaciones de prensa realizaron ayer una audiencia pública para analizar alcances del proyecto que se encuentra en el Senado.

La agenda en el Senado. El senado comenzará a trabajar en la revisión de la ley el 27 de septiembre. Las actividades previstas son la socialización de la ley, audiencias con las organizaciones sociales. En la segunda semana de octubre se prevé tratarla en el pleno.