Washington. Casi dos tercios de un grupo de médicos estadounidenses encuestado teme que la reforma del sistema de salud del país pueda empeorar la atención de los pacientes, inundar los consultorios y dañar sus ingresos, según un sondeo realizado por Thomson Reuters.

La encuesta a más de 2.900 médicos reveló que muchos prevén que la legislación los obligará a trabajar más duro por menos dinero.

"Cuando se les consultó sobre la calidad de la atención médica en Estados Unidos en los próximos cinco años, el 65% de los médicos indicó que se deterioraría, mientras que sólo el 18% predijo que mejoraría", señaló en un comunicado Thomson Reuters, compañía pariente de Reuters.

La Cámara de Representantes comenzó a debatir este martes sobre la revocación de la reforma de la industria de la asistencia médica impulsada por el presidente estadounidense, Barack Obama. La revocación de la ley probablemente fracase en el Senado.

También el martes, el Departamento de Salud y Servicios Humanos difundió un estudio que estima que hasta 129 millones de estadounidenses menores de 65 años que tienen una condición de salud preexistente se arriesgarían a perder la cobertura médica o a ser rechazados por las aseguradoras si se revoca la ley.

Las encuestas muestran que los consumidores están divididos sobre los impactos de la reforma sanitaria y el debate en la Cámara de Representantes es una oportunidad para que muchos grupos presenten sus argumentos a favor o en contra de la normativa.

Investigadores de Thomson Reuters y de la empresa HCPlexus encuestaron por fax a 2.958 médicos de varias especialidades de los 50 estados y Washington D.C.

El sondeo reveló que el 65% de los doctores prevén que la calidad de la atención médica disminuirá en los próximos cinco años. El 18% cree que mejorará y el 17%, que se mantendrá igual.

La mayoría de los encuestados -el 74%- cree que los cambios harán que el reembolso por sus servicios sea menos justo.

El Departamento de Salud predijo que 32 millones de estadounidenses que actualmente no cuentan con cobertura la recibirán a partir de las reformas introducidas.

Al consultarle a los encuestados dónde recibirían estas nuevas personas aseguradas la atención, el 55% de los médicos dijo que sería a través de un enfermero o asistente médico.

En lo que hace al efecto sobre los pacientes, el 57% de los médicos estimó que los cambios serán negativos, el 27% dijo que serían positivos y el 15% pronosticó un impacto neutro.

"El Sondeo Nacional de Médicos nos dice que los doctores no han sido tenidos en cuenta en el proceso de reforma del sistema de salud", dijo David Shrier, presidente ejecutivo de HCPlexus.

"El mensaje que ellos tomaron de la reforma del sistema sanitario parece ser 'Haga más con menos'. Los médicos nos están diciendo que se sienten sin participación y sobrecargados", añadió Shrier en un comunicado.