EE.UU.- El equipo negociador de Estados Unidos para el conflicto palestino-israelí ofreció al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, un plan basado en una confederación jordano-palestina. Así lo reveló este domingo Brian Reeves, portavoz de la ONG israelí Paz Ahora, quien estuvo en una reunión con parlamentarios y abogados palestinos e israelíes en la que Abbas comentó la información.

"Abbas dijo que respondió a (Jared) Kushner y (Jason) Greenblatt (el primero, asesor y yerno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el segundo enviado especial para Oriente Medio) que no aceptaría su propuesta, pero que podría considerar una confederación entre Israel, Palestina y Jordania”, informó Reeves, quien escuchó el relato de Abbas en la Mukata, sede de Gobierno de la ANP.

El diario israelí Haaretz cita a Abbas en su encuentro con los estadounidenses con estas palabras. "Me han preguntado si creo en una confederación con Jordania. Sí, quiero una confederación con Jordania e Israel. He preguntado a los israelíes si aprobarían una propuesta de ese tipo". No está claro cómo funcionaría esa unión de Estados ni cuándo fue puesta la idea sobre la mesa.
Críticas a EE.UU.

El presidente palestino también dijo que él respalda la solución de los dos Estados, defendió el derecho al retorno palestino y aseguró que EE.UU. actúa "de modo hostil contra los palestinos" pues "está impidiendo el proceso de paz. EE.UU. quiere sabotear por completo a la UNRWA", la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, según el portavoz de Paz Ahora.
"El presidente palestino también dijo que se reúne de cuando en cuando con el jefe de los servicios se seguridad israelíes, Shin Bet, y que está de acuerdo con él en el 99 por ciento de las ocasiones", informó Reeves.

Un portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no quiso pronunciarse sobre las informaciones de prensa. Sin embargo, Israel siempre se ha preocupado por mantener su mayoría judía, por lo que parece improbable que diera su aprobación y también el consentimiento de Jordania es dudoso. La idea de una confederación jordana-palestina es una cuestión ya debatida en las últimas décadas. Abbas destacó en el pasado que consideraría la idea sólo después de la fundación de un Estado palestino independiente.