Nueva York, EFE. Representantes de medios privados de Argentina llevaron este viernes hasta Nueva York sus críticas al gobierno de Cristina Fernández por la embestida oficial en contra de la prensa, durante un debate celebrado en la Universidad de Columbia con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

"El gobierno no resiste una sola pregunta de los periodistas y considera al periodismo un poder a vencer", dijo este viernes el editor del diario Clarín, Ricardo Kirschbaum, en un debate en el que estaba invitado el subsecretario general de la Presidencia argentina, Gustavo López, que finalmente no viajó a Nueva York.

Kirschbaum denunció que las autoridades argentinas buscan "ahogar" a la prensa con medidas como el "cepo publicitario", que impide a determinadas empresas publicar anuncios en los periódicos, y dijo que la Ley de Medios de su país es para "silenciar" a las voces críticas.

Por su parte, el secretario general de redacción del diario La Nación, Héctor D'Amico, criticó con dureza al gobierno de Fernández por no ofrecer ruedas de prensa y no responder a las preguntas de los periodistas, una realidad que sufren "a diario" los medios en Argentina.

"La Universidad de Columbia pensó de manera muy optimista que hoy podría lograr un milagro: que un grupo de medios argentinos se sienten a conversar con el gobierno. Los medios estamos aquí, pero el representante del gobierno creo que no salió de Buenos Aires", dijo D'Amico sobre la ausencia de Gustavo López en el debate.

Los representantes de los dos diarios de mayor circulación de Argentina se refirieron a la situación de la prensa en su país haciendo mención a la polémica del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, que cortó una entrevista televisiva con un "Me quiero ir" cuando una periodista extranjera le preguntó por la inflación en el país.

"El ministro no pudo responder una pregunta muy simple porque temía las consecuencias de recibir una reprimenda de la presidenta por recibir a una periodista", dijo Kirschbaum, mientras que D'Amico aseguró que ese patinazo se debió a que "no se puede mentir a todos todo el tiempo" sobre la manipulación de la inflación.

Durante el debate, que fue moderado por el profesor John Dinges, de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Columbia, participaron también el académico Carlos Winograd, de la Universidad de París, y el abogado Damián Loreti, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

"Las principales instituciones de Argentina están siendo atacadas y el atacante es el Gobierno argentino", criticó el profesor Dinges, quien tras lamentar que el representante de la Casa Rosada no acudiera al debate, aseguró que el principal punto de batalla en Argentina es la "regulación" de los medios.

Para D'Amico, con las últimas medidas aprobadas por el Ejecutivo de Fernández de Kirchner para "regular" el sector, como el "cepo publicitario" y los límites impuestos en las secciones de avisos, buscan "destruir" a la prensa "atacando" económicamente a las empresas de medios.