México. Medios de comunicación y grupos de la sociedad civil del estado mexicano de Sinaloa (oeste) se manifestarán este jueves contra una reforma legal aprobada recientemente para limitar la acción periodística en la cobertura de sucesos policiales, bautizada como "Ley mordaza".

Representantes de El Diario y de El Debate, dos publicaciones estatales, la primera de la capital, Culiacán, y la segunda de la localidad Los Mochis, justificaron este miércoles su participación en la marcha, que se celebrará en cinco ciudades.

"Lo que más nos afecta a nosotros es el manejo informativo" afirmó Andrea Miranda, editora general de El Debate, a Radio Fórmula, antes de anunciar que en la protesta participarán "periodistas de todos los medios de comunicación, veinte medios más comunicadores independientes".

Miranda explicó que "ha habido una buena respuesta de la sociedad" a la convocatoria porque "son ellos los que no van a tener buena información".

"No vamos a poder hacer nuestro trabajo como normalmente lo hacíamos", de aplicarse la ley aprobada el 31 de julio pasado, manifestó.

Esta región, cuna desde los años setenta de importantes capos del narcotráfico, vive un recrudecimiento de la violencia por el reajuste de los grupos del crimen organizado tras la captura del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "el Chapo" Guzmán, en febrero pasado.

Las ciudades donde se realizarán las movilizaciones son, además de Culiacán y Los Mochis, Guasabe, Guamúchil y Mazatlán.

Por su parte, el director administrativo de El Diario, Guillermo Angulo, dijo a Efe que aunque "hasta el momento" los trabajadores de esa publicación no han "sufrido presiones" al hacer su trabajo, "a otros medios les ha pasado".

"Como medios debemos de apoyarnos todos, somos una gran familia", afirmó la fuente.

El controvertido proyecto legislativo, presentado por el gobernador sinaloense Mario López y aprobado por unanimidad en el Congreso estatal, señala que los periodistas "en ningún caso" podrán tener acceso a los lugares donde se registran hechos delictivos.

Tampoco podrán acceder a "información relacionada con la seguridad pública o la procuración de justicia".

A raíz de la polémica que desató la difusión de la iniciativa, el presidente de la Comisión de Coordinación Política del Congreso estatal, Jesús Enrique Hernández, anunció que los legisladores de Sinaloa pretenden dar marcha atrás y derogar la reforma durante un período extraordinario que se desarrollará el próximo 21 de agosto.

Hernández Chavez argumentó que la reforma fue aprobada por el intenso trabajó para dictaminar 34 iniciativas que "llevó a no detectar este tipo de detalles" y aseguró que son situaciones que se presentan en todos los Parlamentos del mundo.

El martes, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), con sede en Miami (EE.UU.), rechazó esta "Ley Mordaza" porque, a su juicio, es "un acto de grave censura".

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, aseguró que estarán "alerta" ante el compromiso de que se "eliminará esta nueva disposición de censura, contraria a lo consignado en la Constitución federal mexicana".

Para la SIP, lo más polémico de la medida es que "impide a los funcionarios hacer declaraciones o dar entrevistas", mientras que limita la información a los boletines de prensa de la Procuraduría (fiscalía).

Sinaloa, ubicado en el noroeste de México, es uno de los cinco estados más violentos del país, con una tasa de 41 homicidios por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con cifras oficiales de 2013.

Esta región, cuna desde los años setenta de importantes capos del narcotráfico, vive un recrudecimiento de la violencia por el reajuste de los grupos del crimen organizado tras la captura del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "el Chapo" Guzmán, en febrero pasado.